Una historia de película: El cuento de hadas de Marcus Willis
24/03/2020
A 22 años del número uno del mundo de Marcelo Ríos
29/03/2020

“Después de la Davis, siento que tengo la garra de Massú”

  • Por Matías Alarcón L. (@MatiasAlarconL)

En Toronto, Alejandro Tabilo está pasando estos meses sin tenis con su familia y su novia, la también tenista Dasha Ivanova. En estos días de cuarentena, el número tres de Chile conversó con Séptimo Game para analizar el parón del circuito y su momento hasta la suspensión debido al COVID-19 en la primera parte de esta entrevista.

El zurdo comenta que se enteró de la suspensión de Indian Wells apenas llegando al club proveniente de la Copa Davis: “Fue durísimo, viajamos toda la noche desde Suecia. Terminé el partido y tuve que empacar allá. Ya en Los Ángeles estaba la escoba, todas las filas eran larguísimas. Estaba tan mal todo que ya no habían colas para americanos y extranjeros. Cuando llegué al club fui directo al doctor, y apenas llegué a preguntar me muestran el Facebook y no lo podía creer. Cinco minutos después empezaron a llegar todas las noticias de ATP. Me dejaron entrar a la zona de jugadores y estaban todos los jugadores que iban a jugar Indian Wells. Ví a Galán, Rublev, muchas jugadoras WTA y estaban todos en shock”.

Tabilo llegó con una lesión en una costilla a California, la cual le significaba estar unas semanas sin jugar: “Al principio cayó perfecto por mi lesión. Eran justo las semanas que necesitaba para descansar, pero a la semana se anuncia que la suspensión será hasta el 8 de Junio, por lo ahí fue un poco más serio. Mentalmente vengo de muchos partidos, muchos torneos, por ese lado, hacer recuperación, físico, me va bien. Pero por el tema de mi nivel y como venía jugando, estar parado es duro, uno no sabe cuándo volverá a tomar una raqueta”

Durante la Copa Davis en Madrid, Nicolás Massú le comentó a Tabilo que “si entrenaba así dos horas diarias, se metía Top 100”. Sobre ese intercambio, el chileno agrega que “Justo después de la Davis hicimos una buena pretemporada con el equipo. Después de que dijo eso, ha sido un cambio más o menos grande, y salió todo casi perfecto. Pude jugar en Suecia y él vio cómo he mejorado, como he jugado y la confianza que tengo y me lo ha comentado desde que me vió ahí. Tengo que seguir trabajando de esta forma para dar el salto”.

“Creo que (el cambio) es un poco de estrategia y cabeza. Hemos trabajado para ver cuál es mi fuerte, con Guille (Gómez) hemos visto cuál es la manera que me acomoda para jugar. Ese cambio es el que me ha dado más resultados y confianza. Los partidos que he ganado han sido muy buenos”, añade.

Debido a la lesión de Cristian Garin y la suspensión de Nicolás Jarry, Tabilo tuvo la responsabilidad de ser el número uno de Chile en la serie frente a Suecia. En el cuarto punto, dispuso de un match point ante Mikael Ymer, que dejó escapar para finalmente caer en tres sets. “En momentos como esos, estuve todo el viaje a California me repetía ese punto y todavía lo veo. Fue durísimo. Había pensado en sacar a la T e ir con todo, pero me había salido bien con el saque abierto. Cuando fui a la red debí haber ido a la derecha y seguro iba a correr. La pensé mucho y traté de ir paralelo y se me fue”, fueron las palabras del tenista de 22 años respecto a esa jugada.

“Fue una linda experiencia, de la nada era el número uno del equipo e hice un muy buen trabajo pese al resultado. Gané mi primer singles y fue peleado el dobles con Tomás. De no ganarle a ningún Top 100 a estar ahí fue un muy buen comienzo para haber debutado como número uno de Chile”, continúa.

Sobre el jugador chileno con el que más se identifica, Tabilo responde que “desde chico siempre he visto al Chino (Ríos), por su manera de jugar, más corto, más ángulos. Ya después de la Davis, me siento más con la garra de Massú. Es raro, porque se siente que Nico juega el partido también. Celebra los puntos, te tira los vamos, y lo siente todo. Es como que él también se prepara para jugar”.

Finalmente, el nacido en Canadá se refiere al cambio de Roland Garros, que toparía con la serie de Copa Davis que verá a Chile viajar a Eslovaquia por el Grupo Mundial I: “Está dura la cosa, porque jugar la Qualy del US Open, volver a Santiago para entrenar en arcilla, y luego ir a Eslovaquia, aunque por lo que he leído la serie podría ser en arcilla, y después a Roland Garros, aunque ahí no cambia el horario. El cambio de superficie no afectaría mucho, porque con Tomás (Barrios) en Suecia demostramos que estamos preparados para ello”.