Tenis juvenil en Chile: Consecuencias de la pandemia y jugadores destacados
27/07/2020
“Ten mucho cuidado Kyle” – El tenso momento entre Edmund y Evans en Inglaterra
28/07/2020

Dimitrov tras superar el COVID-19: “El virus me pegó duro”

  • Por Ariel Román E. (@arielago)

El tenista búlgaro Grigor Dimitrov detonó una bomba de proporciones cuando se anunció que contrajo el COVID-19 en medio del Adria Tour, circuito de tenis que vivía su segunda parada en Zadar, Croacia, y que no tenía ninguna medida de precaución recomendada ante la pandemia global a la que se ve envuelta el planeta. A un mes del diagnóstico, el ex 3 del mundo aún sufre las consecuencias de la enfermedad, compitiendo en el Ultimate Tennis Showdown en la academia de Patrick Mouratoglou.

En conversación con Tennis Majors, Dimitrov reveló que está muy lejos de su mejor estado físico, que se vio disminuido tras el virus: “Aún tengo mucho trabajo que hacer, lo que pasa es que solo he entrenado por una semana. He perdido cerca de tres kilos, así que la preparación va a tomar algún tiempo. Definitivamente no estoy listo para competir al más alto nivel“.

Sobre su recuperación, agrega más detalles sobre su momento actual: “Estoy muy lejos de mi mejor forma. No he jugado tenis por un mes ya. El virus me pegó duro, estuve en casa por un mes. ¿Qué más puedo decir? Es un largo camino para recuperarse y esta es la manera en la cual debo hacerlo, y espero pronto estar listo para regresar. Tengo que esforzarme cada día, sin importar si estoy cansado o no, se trata de progresar. Un día me siento bien y estoy entrenando por cuatro horas. Pero de repente entro en la necesidad de apagarme por completo y dormir o descansar”.

Además, reveló cómo se sintió durante los días en los que se vio afectado por el coronavirus: “Pienso que es diferente para todos. Yo no respiraba bien, estaba cansado. No tenía gusto ni olfato. No fue para nada divertido, y para ser honesto, me siento afortunado de estar en una cancha ahora mismo. Realmente aprecio estar aquí, es lindo poder venir a jugar y competir contra tus rivales”.

“Estuve solo por 20 días todo el día y muchas cosas pasan por tu cabeza. No importa cuán mentalmente fuerte eres, como persona, atleta o cualquier cosa. Es inevitable que se pasen malos pensamientos por la cabeza, y es algo con lo que tuve que lidiar, así como toda la gente. Ese es uno de mis mayores mensajes: No debemos subestimar el poder del estado mental en el que uno está. Si tomamos todas las precauciones y todos están a salvo, las cosas se mejorarán más rápido. Pero son tiempos extraños, tienes que trabajar en salud física, pero también en el aspecto mental también”, agrega.

Finalmente, debido a las secuelas que dejó el COVID-19, pone en duda su participación en el US Open, a disputarse en cinco semanas: “No lo he decidido aún. No sé si seré capaz de recuperarme rápido para poder viajar nuevamente y poner a mi cuerpo bajo un régimen totalmente riguroso una vez más. Como dije, han pasado unos 10 días desde que pude estar sano nuevamente. Debo decir que sería demasiado ambicioso para mí ir a jugar, pero no estoy muy seguro de cómo va a responder mi cuerpo. Tengo que seguir practicando y ver hasta dónde llega mi estado físico. Y ojalá tener también una buena mentalidad para sobrellevar todo. Pienso que hay muchos jugadores que están confundidos respecto a qué hacer, creo que todos tenemos que sentarnos a conversar con nuestros equipos y discutir la posibilidad de jugar o no. Y tampoco hay que olvidarse de la cuarentena, que será un gran problema para todos. Hay muchas preguntas para muy pocas respuestas”, cerró.