Marat Safin: “Para mí, ser Top 10 era un suicidio”
05/06/2020
Kyrgios confiesa que le ganó a Nadal luego de beber alcohol antes de su partido
06/06/2020

El Roland Garros de Agassi, 21 años después, en palabras de su entrenador

  • Por Ariel Román E. (@arielago)

André Agassi consiguió ganar el único Grand Slam que le faltaba en Roland Garros 1999. El Kid de Las Vegas se convirtió en apenas el segundo jugador en ganar los cuatro Majors en la era Open desde Rod Laver, quien consiguiera ganarlos todos en la temporada 1969. Sin embargo, casi no se presenta al torneo…

La semana anterior al torneo, Agassi se retiró del torneo de Dusseldorf jugando contra Nicolas Escudé y estaba listo para no viajar a Francia, ni tampoco presentarse en Wimbledon, según su coach Brad Gilbert en conversación con el sitio oficial de ATP.

“Él decía: ‘Sácame, y de Wimbledon también, y volveremos a empezar en Washington’. Yo le decía ‘No, vamos a volver, haremos unos días de recuperación y veremos qué sucede’. Él decía que no. Le convencí de no volver a su casa en Las Vegas”, comenta.

“Quizás el mejor coaching que hice fue llevarlo a París. Para completar el viaje de la manera que terminó, eso fue de la manera de como se trató ese torneo: De sobrevivir”, añade.

En la primera ronda, Agassi derrotó en cuatro sets al siempre complicado Franco Squillari, mientras que en su segundo encuentro remontó un 1-2 en sets para superar a Arnaud Clement. En octavos, venció en cuatro sets al campeón defensor Carlos Moyá, estando set y break abajo.

En cuartos, le dio un toque al uruguayo Marcelo Filippini, proveniente de la Qualy, mientras que la semifinal fue bastante pareja ante un rival que nadie se esperaba: Dominik Hrbaty, que en el camino venció al número uno del mundo, Yevgeny Kafelnikov, y en la ronda de 8 sorprendió al principal candidato que iba quedando: Marcelo Ríos. Ese Roland Garros fue la chance más importante que tuvo el Chino de quedarse con el torneo parisino.

Ya en la ronda semifinal, quedaban Agassi, 14 del mundo, Hrbaty (30), Fernando Meligeni (54) y Andrei Medvedev (100). El pelado era el máximo favorito en un torneo que se le había escapado en dos ocasiones -cuando usaba peluca-, en 1990 y 1991.

Su rival en la final fue el ucraniano Medvedev, que quizás ya había pasado su mejor época como tenista (fue 4 del mundo en 1994), pero era un consumado especialista en arcilla habiendo ganado 4 Super Nine en la superficie. Medvedev ganó el primer set por un cómodo 6-1 y la lluvia mandó a los jugadores a camarines.

Gilbert recuerda sus sensaciones en esa suspensión: “Yo me decía ‘Mierda, tengo que bajar allá y ver si podía encontrar qué es lo que estaba sucediendo y ver si le podía decir algo que pudiera hacer la diferencia’”.

Agassi recuerda que “Brad fue a un locker y lo golpeó tan fuerte que lo rompió. Él dijo: ‘¿Qué carajo quieres que te diga? Eres el único tipo en la cancha que puede hacer algo especial. Sólo necesitas ser mejor que una persona. ¿Acaso me estás pidiendo que te diga que no eres mejor que esa persona?

Después del break por la lluvia, Medvedev ganó el segundo set por 6-2. Estando 4-4 en el tercero, Agassi metió dos doble faltas seguidas estando 30-15. Break point en contra. Segundo saque. “Estoy pensando: ‘Mierda, no hagas otra doble’. Nunca lo había visto cometer dos doble faltas seguidas. Metió un segundo saque justo en la línea, atacó la pelota, y ganó el punto con una volea increíble desde muy abajo. Mantuvo el saque, y el partido cambió dramáticamente desde ese punto”.

Agassi remontó y ganó por 1-6 2-6 6-4 6-3 y 6-4 para finalmente completar la galería de títulos de Grand Slam. El Kid de Las Vegas se convirtió en el primer tenista de la historia en ganar todos los Majors en tres superficies diferentes. Solo el Big Three ha podido replicar el hito originalmente logrado por el estadounidense. El pelado también es poseedor del Golden Slam: Los cuatro grandes más la medalla de Oro Olímpica conseguida en Atlanta 1996, distinción que también ostentan su esposa Steffi Graf (que ganó los cuatro Slams y el Oro en Seúl, todo en 1988), y Rafael Nadal.