Celebramos los 24 años de Cristian Garin con sus mejores partidos
30/05/2020
John McEnroe manifiesta sus ganas de entrenar a Nick Kyrgios
01/06/2020

El US Open se abre a jugarse en Nueva York sin público

  • Por Ariel Román E. (@arielago)

Luego de que a principios de mayo se diera a conocer que el US Open estaba abierto a la posibilidad de trasladarse a Indian Wells, durante el fin de semana ha trascendido la opción de que el torneo se dispute en Nueva York, pero sin público, entre otras iniciativas.

Según un reporte de la Associated Press, el torneo analiza contar con vuelos charter para los jugadores, reducir la cantidad de staff permitido para los competidores del torneo, testeos de COVID-19 antes de viajar y chequeos de temperatura diarios.

La directora ejecutiva del tenis profesional de la USTA, Stacey Allaster, comentó que “Aún no se ha hecho una decisión definitiva” sobre la realización del torneo. Sin embargo, añade que de jugarse, es altamente probable que se realice en su sitio habitual en Flushing Meadows y en sus semanas correspondientes del calendario, a partir del 31 de agosto.

USTA está planeando construir camarines en las canchas bajo techo que albergaron un hospital temporal durante el peak de contagios de coronavirus en Nueva York, así como mejorar la filtración de aire en los espacios existentes. Además, se está considerando la opción de prohibir el acceso a camarines para aquellos que solo llegarán a Flushing Meadows a entrenar.

Lew Sherr, oficial de ingresos de la USTA, declaró que “es cada vez menos probable” que haya espectadores en el US Open este año. “Eso implica renunciar a ingresos por entradas, hospitalidad y parte de nuestros auspiciadores. Pero los derechos de imagen, además del resto de ingresos por auspicios son suficientes para seguir adelante con un US Open sin público”.

Uno de los puntos discutidos también fue la posibilidad de partidos a tres sets en el caso de los varones, algo que está sujeto a conversaciones con los propios jugadores.

También se hablo de las exigencias que habrá antes del torneo, como un test negativo de COVID-19: “Una vez vengan al US Open, habrá una combinación de cuestionarios diarios de salud, chequeos de temperatura, y testeos nasales, de saliva o anticuerpos”, agregó Allaster.

Además, se estarían colocando a disposición de los jugadores vuelos charter desde aeropuertos donde opere la aerolínea partner del torneo (Emirates). Esta empresa también llevaría a los participantes a sus siguientes destinos en el Tour (Roma, Copa Davis, Roland Garros).

Finalmente, se descarta la presencia de un amplio staff acompañando a un jugador. Una posibilidad es que el torneo pueda proveer de fisioterapeutas y masajistas propios.