Daniela Seguel: “Mi entrenador me dijo que ni me apareciera por Barcelona”
20/03/2020
Una historia de película: El cuento de hadas de Marcus Willis
24/03/2020

“Era muy fácil retirarme hace dos o tres años”

  • Por Camila Arena (@camila7arena)

Como todos los tenistas, Gonzalo Lama está obligado a mantenerse en casa sin poder tomar la raqueta para poder entrenar o competir. Desde Santiago, el “León” habla de su momento actual y el del tenis chileno, así como también de sus proyecciones a corto y largo plazo, en conversación con Séptimo Game.

El ex 160 del mundo relata que al momento de competir en Europa está residiendo en Barcelona: “Estoy haciendo mi base allá. Es muy cómodo, porque está todo centralizado. En el aeropuerto de Barcelona puedes llegar a todos lados de Europa. Tengo la suerte que tengo a unos tíos viviendo allá”.

Sobre su encierro y sus posibilidades para poder entrenar durante la cuarentena, Lama comenta que “Acá en mi casa tengo un espacio donde puedo armar un gimnasio, me prestaron implementos y así puedo hacer entrenamiento como corresponde. Antes de que pasara todo tenía pensado hacer cinco semanas de pretemporada en Santiago, para ponerme bien físicamente. No había hecho una pretemporada decente. Que hayan suspendido hasta Junio hace difícil seguir entrenando, pero estoy tratando de mantener la motivación viva para volver a jugar”.

El chileno, que ha pasado por una plaga de lesiones y problemas de salud en los últimos años, se refirió a la posibilidad de retirarse, y las preguntas de la gente acerca de ello: “El primer sentimiento es de rabia, pero es una pregunta válida. Es algo que cualquiera te podría preguntar y estoy abierto a responderla. Habiendo tenido todas las lesiones y contratiempos que tuve, hubiera sido muy fácil retirarme y quedarme con un ranking relativamente bueno y que la gente especule cuán más allá hubiera llegado. Para mí es muy fácil socialmente haberme retirado ahí y que se dijera ‘Oye, este loco era un crack, pintaba para buenísimo’. No me conformo con eso y seguiré intentándolo hasta que me saquen en camilla de la cancha. Estoy feliz de sentirme físicamente bien, pero tengo mucho por mejorar luego de lo que me pasó el año pasado, donde estuve un mes hospitalizado. Logrando eso, creo que puedo tener una nueva chance en el circuito. Era muy fácil retirarme hace 2-3 años y quedarme con una aceptación social y no seguir, pero sinceramente no soy así”.

Durante el verano, el León compartió con el equipo femenino de tenis en la Fed Cup, y aprovechó para apoyar y aconsejar a Daniela Seguel: “Fui a ver la Fed Cup como espectador, me gusta el tenis y sabía que habría un buen tenis femenino. Conozco a Dani (Seguel) y la admiro mucho. Yo estaba viendo un partido de Olmos contra Ormaechea, y sabía que jugaría contra ella. Como vi su estructura de juego, le escribí con todo lo que creía que tenía que hacer y lo que pensaba que Olmos haría contra ella”.

Siguiendo en la misma línea, Lama se vislumbra como entrenador a futuro: “El tenis me gusta mucho, me gusta la pedagogía del tenis. Me encantaría ser entrenador, no sé si academia, o con un jugador, no es algo que he explorado aún. Me gustaría seguir ligado al tenis, por todos los valores que entrega a ciertos jugadores. Hay cosas del ambiente que no me gustan mucho, pero va en cada entrenador en explotar las cosas buenas de cada tenista”.

Sobre su momento actual y qué necesita por mejorar, el otrora uno de Chile agrega que “Estoy trabajando ahora con Cristóbal Saavedra, que es un gran amigo mío aparte de ser entrenador, y tenemos claro que tenemos que preparar mi salida del revés y la movilidad que tengo hacia el revés, mi primera pelota luego del saque podría hacer mucho más daño. Tengo también que tener un físico que me permita jugar a mi mejor nivel. Mentalmente no tengo que perder la calma ni ponerme ansioso en momentos donde tengo que cerrar los partidos. Mi ansiedad siempre me ha jugado un poco en contra, pero va también con las ganas que tengo que ponerlo todo en la cancha”.

“Suponiendo que todo vuelve a la normalidad, tengo que ponerme a tono físicamente para poder volver en junio y tener metas en cuanto a resultados. A principios de año no apuntaba a resultados, sino que ponerme a ritmo de competencia. Mi primera meta va a ser ganar un futuro. Espero que a mediados de 2021 esté de lleno en los Challengers. Una meta muy grande es recuperar mi ranking de 2016”, añade.

Respecto a la actualidad de los tenistas nacionales, Lama asegura que “No me sorprende el nivel de Tabilo. Hace un año y medio no tenía ranking, pero jugaba muy bien. Que esté a este nivel actualmente no sorprende para nada, y he hablado con él para felicitarlo. Con Barrios entrenamos antes de la cuarentena, y creo que puede dar mucho más de lo que ha dado, no quiero ser crítico con él, pero tiene recursos para hacer más de lo que está haciendo. Garin como tenista es un crack. Las cosas que hace dentro de la cancha, y sobretodo su temple físico y cabeza para resolver momentos difícil, lo caracteriza como un gran jugador y como uno de los mejores del momento”.

Lama mantiene una amistad de largos años con Nicolás Jarry, hoy suspendido por doping. El jugador de 27 años revela su constante comunicación con el dos de Chile: “He hablado harto con Nico, casi todos los días. Es un momento muy triste, fue un golpe fuerte. Al final va a salir victorioso de esto. Son contratiempos que te pone la vida, pude hablar desde la experiencia con él, y decirle que esos contratiempos uno los ve más negros en el momento, pero cuando pase, va a aprender mucho de ello”.

Finalmente, comentó acerca de la Federación de Tenis y qué se podría mejorar en ella: “Se podrían hacer muchas cosas de las que se hacen, sobretodo con el sistema de torneos de menores. Hemos potenciado muy poco la competencia interna, y eso hace que jugadores de escasos recursos puedan competir y mejorar su nivel, para salir afuera a jugar con auspicios. Es algo en lo que hemos fracasado como tenis y tenistas chilenos al no colaborar, pero no he sentido un acercamiento de la Federación como para poder ayudar. No digo que yo sea la persona más capacitada, pero no he visto una mesa de trabajo para contar con gente como Pedro Rebolledo, que es alguien muy poco reconocido en Chile, que tiene una experiencia brutal en España. Es el formador de Andy Murray. No he visto a la Federación acercarse a él o a Miguel Miranda, que es quien me entrena en España. Tiene vasta experiencia en circuitos de menores y futuros allá. Se pueden hacer tantas más cosas, que no se hacen, que me frustra un poco”.