Luego del receso, Fiona Ferro es la primera campeona del circuito WTA
09/08/2020
El Gobierno autoriza el regreso del tenis en etapa de Transición
10/08/2020

Grandes jugadores que alguna vez jugaron Challengers sin ser promesas

  • Por Matías Alarcón L. (@MatiasAlarconL)

Todos los grandes jugadores han pasado por el circuito Challenger. Federer, Nadal, Djokovic, Ríos, González, todos. Fundado en 1978, es el circuito de torneos de nivel intermedio para que los jugadores busquen dar el gran salto a disputar torneos ATP. La expansión de esta categoría ha derivado a que existan diversas “giras” que comprenden torneos similares, como es el caso de los torneos de Har-Tru en Sarasota, Savannah y Tallahassee en Estados Unidos, o la ya clásica gira sudamericana de arcilla de final temporada.

Con la reanudación del tenis post-COVID, además de torneos ATP, también vuelven los Challengers. Y ya hay listas de entrada para algunos, y anuncios de jugadores de gran nivel que tomarán parte. Ese es el caso de Stan Wawrinka (17°), ganador de tres de los cuatro Grand Slams, que no jugará el US Open, y anunció que tomará parte de los Challengers de Praga, República Checa, que se disputarán entre el 17 y 30 de agosto. ‘Stanimal’ forma parte de un grupo de jugadores que han jugado un torneo de esta categoría en un buen momento, o incluso el mejor de sus carreras, para recuperar forma y sumar más puntos y partidos. Repasamos a algunos de ellos:

Kei Nishikori (27°) – Challenger de Dallas 2018

El japonés en su regreso al circuito en 2018 tras una lesión en su muñeca , optó por disputar torneos Challenger y sumar confianza. No jugó el Australian Open 2018, y apareció en el Challenger de Newport Beach, California. Pero su debut fue un paso en falso: Cayó ante el Qualy Dennis Novikov en la primera ronda. A la semana siguiente, jugó el cuadro en Dallas, donde le fue considerablemente mejor, consiguiendo el título perdiendo un solo set en el torneo. Ese año lo terminó en el puesto 11 del mundo.

Gaël Monfils (42°) – Challenger de Kaohsiung 2018

Monfils es capaz de tener un año espectacular, o uno irregular, nunca se sabe. 2018 era de esos últimos, luego de haber caído del top 20 tras no defender las semifinales del US Open 2016 y finalizar tempranamente el año 2017 por una lesión. En su primer torneo de 2018, campeonó en Doha, pero luego de ello hizo siguió deambulando entre los puestos 35 y 50 por el resto del año. Tras quedar eliminado tempranamente del US Open, reapareció en el Challenger de Kaohsiung, Taiwán, donde no tuvo inconvenientes en quedarse con el título. Apenas se enfrentó a un rival dentro de los 150 primeros: el ex Top Ten letón Ernests Gulbis.

David Goffin (21°) – Challenger de Phoenix 2019

El Challenger de Phoenix se disputó en la segunda semana del Masters 1000 de Indian Wells el año pasado, y por lo general, acuden muchos jugadores de renombre que quedan eliminados tempranamente en California. Tras perder en la segunda ronda del Masters contra Filip Krajinovic, David Goffin decidió anotarse en Arizona para seguir sumando partidos. El belga venció en sus dos primeros encuentros, frente a Roberto Carballés Baena y Casper Ruud, pero se inclinó en Cuartos de Final frente a Salvatore Caruso (168°).

Benoit Paire (20°) – Challengers de Brest y Mouilleron-Le-Captif 2015

En el segundo semestre de 2015, Benoit Paire pasaba por el mejor momento de su carrera. El francés ganó el ATP de Bastad, se metió en Octavos del US Open y venía de hacer final en el 500 de Tokio. Del puesto 62, ascendió al 23 en tres meses. A finales de octubre de ese año, Paire se anotó en el Challenger de Brest. En este torneo, llegó a la final, cayendo ante el croata Ivan Dodig (122°). En la última semana del año, en el Challenger de Mouilleron-Le-Captif, siendo 20 del mundo, consiguió ser campeón en un cuadro muy bueno: En rondas consecutivas, derrotó a Marcel Granollers (83°), Paul-Henri Mathieu (98°) y a Lucas Pouille (87°) en la final.

Marin Cilic (24°) – Challenger de Dallas 2012

El croata vivió una situación similar a la de Goffin el año pasado. Cilic ya sabía de ser Top Ten, pero aún no tocaba el techo que tuvo tras ganar el US Open 2014 y alcanzar otras dos finales de Grand Slam. Tras caer ante David Nalbandián en el debut en Indian Wells, se trasladó a Dallas para aquel Challenger, donde ganó dos partidos y quedó eliminado en Cuartos de Final a manos del canadiense Frank Dancevic (175°). Nunca más volvió a jugar un torneo de la categoría.

Richard Gasquet (30°) – Challenger de Szczecin 2017

Luego de caer eliminado tempranamente en el US Open a manos de Leo Mayer, Richard Gasquet no fue nominado por el legendario Yannick Noah para la semifinal de Copa Davis entre Francia y España en Lille. Ante esto, el galo decidió viajar a Polonia para jugar el Challenger de Szczecin, donde no tuvo demasiada oposición para alzarse con la corona. Perdió solo un set en aquel torneo, en Cuartos frente a Guido Andreozzi. En la final, despachó al segundo sembrado, Florian Mayer (69°).

Tomas Berdych (13°) – Challenger de Prostejov 2008

El checo quedó eliminado tempranamente en Roland Garros, en la segunda ronda para ser más precisos, y viajó a su natal República Checa para jugar el Challenger de Prostejov en la segunda semana del Slam parisino. No le fue muy bien: Cayó en Cuartos de Final frente al brasileño Thomaz Bellucci (76°). Al año siguiente, quedó fuera de ‘Rolanga’ en el debut, y retornó a Prostejov como el 20 del mundo. Se despidió en Semifinales ante Steve Darcis (90°).

Rainer Schüttler (8°) – Challenger de Braunschweig 2003

¿Existe alguien que haya jugado un Challenger siendo Top Ten? – La respuesta es sí. El alemán Rainer Schuettler disputó el Challenger de Braunschweig, Alemania, habiendo sido finalista del Australian Open y semifinalista de Indian Wells ese año. Luego de hacer Octavos en Roland Garros, el germano ingresó a los diez primeros, y una semana antes de Wimbledon, jugó este torneo en arcilla. ¿Qué pasó? – Ganó un partido y no se presentó a jugar en Octavos frente a Albert Montañés (116°).

Los Chilenos

Nicolás Massú (37°) – Challenger de Szczecin 2003

El “Vampiro” venía en un momento espectacular en septiembre de ese año. Apenas dos meses antes, era el 72 del mundo antes del ATP de Amersfoort, Holanda. Lo ganó. A la semana siguiente hizo final en Kitzbühel, y a su retorno a la arcilla tras el US Open, hizo final en el ATP de Bucarest. A la semana siguiente en Polonia, solo perdió un set en ruta a ser campeón. En la final, se impuso al español Albert Portas (88°). Un domingo más tarde, ganaría el ATP de Palermo y se instalaría como nuevo número uno de Chile y el 21 del mundo.

Fernando González (25°) – Challenger de Szczecin 2002

Aún se sufre la derrota del Bombardero en el US Open de aquel año, donde cayó en el tiebreak del quinto set ante Sjeng Schalken. A la semana siguiente, Feña se trasladó a Polonia para disputar ese torneo, en busca de seguir sumando puntos en ruta al Top 20. Sin embargo, se notó el cansancio de Nueva York y cayó en Cuartos de Final contra el español David Sánchez (63°). Una semana después, fue campeón del ATP de Palermo y despojó del uno de Chile a Marcelo Ríos.

Fernando González (12°) – Challenger de Sunrise 2008

Luego de no defender la final del Australian Open, Mano de Piedra cayó del puesto 7 del mundo al lugar 24, aunque pudo recuperar algunas unidades ganando el ATP de Viña del Mar por tercera ocasión. Tras quedar eliminado en la segunda ronda de Indian Wells ante Mario Ancic, el oriundo de La Reina disputó el Challenger de Sunrise para seguir sumando partidos en cancha dura de cara a Miami. Ganó sus primeros dos partidos, pero fue eliminado en Cuartos de Final a manos del australiano Chris Guccione (70°).

Números uno del mundo

Marcelo Ríos (45°) – Challenger de Santiago 2001

El Chino ya había finalizado su temporada ATP cuando optó por jugar el Challenger de Santiago como último torneo del año. Había salido incluso del Top 60 en una etapa de ese año, pero ganó en septiembre en Hong Kong, su último título ATP. En la capital, derrotó a Fernando González en la primera ronda, y acabó como campeón, tras superar en dos sets a Edgardo Massa (149°) en la final.

Gustavo Kuerten (sin ránking) – Challenger de Florianópolis 2008

Guga ya había anunciado su despedida cuando se despidió de Brasil en su ciudad natal, Florianópolis, en abril de 2008. El catarinense no tenía ranking, luego de no haber sumado puntos en un año, a causa de sus constantes lesiones en la espalda. En su casa, el catarinense ganó su último partido como profesional en la primera ronda ante Carlos Salamanca (318°), cayendo en Octavos de Final frente a Franco Ferreiro (217°). Kuerten disputaría dos torneos más: Monte-Carlo y Roland Garros, donde cerró su ilustre carrera.

Carlos Moyá (22°) – Challenger de Barcelona 1996

Antes de llegar al número uno del mundo, y en su primera temporada en el Tour con 20 años, Moyá ya había sido top 20 en Roland Garros de ese año y en octubre, se anotó en el Challenger de Barcelona sin mayor suerte. ‘Charly’ cayó en Octavos de Final ante el ecuatoriano Nicolás Lapentti (103°)A la semana siguiente, disputó el Challenger de Mallorca, y en su isla, como el 24 del mundo se despidió en Cuartos frente a Francisco Roig (131°). En la actualidad, Moyá y Roig forman parte del staff de Rafa Nadal como entrenadores.

André Agassi (127°) – Challenger de Burbank 1997

Aquella temporada 1997 fue un desastre para Agassi. Fuera de la cancha, su matrimonio con la modelo y actriz Brooke Shields se despedazaba, dio positivo por uso de metanfetaminas (aunque la ATP lo perdonó), y cayó al puesto 141 del mundo. Fue tan malo ese año, que solo jugó un Grand Slam: El US Open. A fines de ese año, para reencantarse con el tenis, bajó al circuito Challenger. Primero, en su ciudad natal, Las Vegas, donde fue finalista tras caer con Christian Vinck (202°). Una semana después jugó el Challenger de Burbank, resultando campeón luego de imponerse al armenio Sargis Sargsian (68°).

Andy Murray (328°) – Challenger de Mallorca 2019

A principios del año pasado Andy Murray anunciaba su retiro del tenis. La grave lesión en su cadera le impedía jugar con normalidad y entre llantos comunicó su decisión en el Australian Open, donde brindaba una última batalla frente a un Roberto Bautista Agut de gran presente. Sin embargo, una operación que le reemplazó la cadera le dio nueva vida a su carrera. Regresó primero en dobles, ganando Queen’s Club, y al singles en Cincinnati, donde comenzará su temporada 2020. Durante la segunda semana del US Open pasado, recibió una invitación para jugar el Challenger de Mallorca, organizado en la academia de Rafa Nadal. Tras ganar dos partidos, quedó fuera en Octavos de Final ante Matteo Viola (240°). Un mes después ganaría el ATP 250 de Amberes.