Garin le arruinó la fiesta a Schwartzman y logra su tercer título ATP en Córdoba
10/02/2020
Aguilar: “Con Garin tenemos una química de locos”
11/02/2020

Haddad Maia suspendida por 10 meses tras dar positivo por la misma sustancia que Jarry

  • Por Ariel Román E. (@arielago)

La tenista brasileña Beatriz Haddad Maia fue sancionada con diez meses sin competir luego de arrojar positivo en un control en el torneo WTA de Bol, Croacia, en junio pasado. La jugadora de 23 años fue inhabilitada luego de encontrarse muestras de SARM S-22 (Enobosarm) y SARM LGD-4033 (Ligandrol), misma sustancia que le fue detectada a Nicolás Jarry.

El 21 de Julio se le fue notificada la sanción a la paulista, por lo que volverá a ser elegible para jugar el día 22 de mayo próximo. Haddad Maia venía de superar la Qualy de Wimbledon y vencer a Garbiñe Muguruza en dicho Grand Slam.

En su defensa, Haddad Maia declaró que no tuvo intención de hacer trampa, y su equipo médico le prescribió cinco suplementos. Estos fueron hechos por receta en una farmacia de Sao Paulo y sin su conocimiento, los frascos estaban contaminados. La jugadora aún tenía cinco frascos en su posesión, los cuales fueron enviados a un laboratorio para exámenes. El estudio detectó Enobosarm en los cinco recipientes y en cuatro de ellos había Ligandrol.

La ITF aceptó la prueba de que la tenista incurrió de manera no intencional en esta falta, aunque recordó otros casos previos a la sanción de Haddad Maia ocurridos en Brasil por suplementos contaminados: El nadador Cesar Cielo Filho, y los tenistas Thomaz Bellucci, Igor Marcondes y Marcelo Demoliner. Posterior a la sanción de Haddad Maia, se supo también del doping del chileno Nicolás Jarry debido a esta misma situación.

La federación internacional agrega otros dos casos, de la tenista de 15 años Camila Bossi a quien le fue detectada Enobosarm en una muestra, y el argentino Franco Agamenone, suspendido por diez meses también por un caso de contaminación. Concluye que “es aparente que la ingesta de suplementos, especialmente aquellos hechos en Sudamérica, conllevan un significante riesgo para atletas que están sujetos a reglas antidopaje”.

Al ser detectadas dos sustancias, la ITF determinó castigar a la jugadora sólo por la que ameritaba el mayor castigo. Haddad Maia aceptó la sanción y decidió no apelar a ella. Deberá devolver el premio en dinero obtenido desde la fecha del control antidoping donde arrojó positivo y los puntos que ganó serán descalificados.