Garin y la mala relación con Chardy: “No sé qué tiene contra mí”
08/04/2020
Mansour Bahrami, el inagotable showman del tenis
15/04/2020

Gaudenzi: “Jugaremos en noviembre y diciembre si es necesario”

  • Por Ariel Román E. (@arielago)

“Mi presidencia empezó con los incendios en Australia, los que fueron seguidos por el Coronavirus. Ahora mismo, estoy esperando que ocurra la Tercera Guerra Mundial en cualquier momento”. Así inició Andrea Gaudenzi, presidente de ATP, una entrevista con medios italianos en la cual analiza la situación actual del tenis frente a la pandemia del COVID-19.

Sobre Roland Garros y su cambio de fecha: “La decisión es completamente entendible. Vi el discurso del presidente Macron, y él fue muy directo acerca de lo terrible de la situación, la población entró en pánico y la Federación Francesa sintió la urgencia de colocar su bandera en Septiembre, sin importar lo que suceda. Esto llevó a una conversación muy abierta y sincera con los Presidentes de las demás partes interesadas, llegando a la conclusión de que somos todos parte de la misma historia y vivimos “en el mismo edificio”, así que no hay lugar a confrontaciones. Nadie sabe cuándo volveremos a jugar, por lo que no tiene sentido hablar de agosto o septiembre. Es todo hipotético, así que no tiene sentido golpear nuestras cabezas contra la pared por algo que quizás no ocurra, porque es posible que el tenis no regrese hasta el próximo año”.

Acerca de una posible recalendarización: “Roland Garros disminuyó su postura, entendiendo la importancia del diálogo. El US Open está pensando en retrasar el torneo si la situación no mejora. Nuestro principio operativo es sencillo: Tenemos que intentar jugar la mayor cantidad de torneos posibles en las semanas a nuestra disposición, en orden de preservar los puntos y el premio en dinero. Y sobre todo, proveer de entretenimiento a nuestros espectadores. Represento a la ATP, pero los Slams son los Slams. Tenemos las ATP Finals en noviembre, pero mi deseo es que los jugadores tengan la posibilidad de demostrar que son los mejores a lo largo de tres Grand Slams y siete Masters 1000, y que seremos capaces de coronar al mejor jugador del mundo como siempre lo hacemos”.

La opinión de los jugadores ante el regreso del Tour: “Los jugadores están de acuerdo conmigo. Hablé con Rafa, Roger, Novak y el consejo de jugadores y concuerdan que nuestra idea debe ser el llevar a cabo los eventos más prestigiosos. Aunque todo es hipotético, aún tiene sentido mover Roland Garros a septiembre, cuando no tiene mucho sentido retrasar el US Open por dos o tres semanas. Si el tenis no regresa en septiembre, dudo mucho que que sea más allá de ese mes. Ahora hablamos de el calendario de toda una temporada, pero se debe saber que hemos llegado a tener 50 diferentes versiones, e ir cambiándolas a diario. También hay que considerar que hay cosas que son irreversibles, como por ejemplo, que el O2 Arena está reservado para las ATP Finals exclusivamente para dicha semana, y lo mismo ocurre para los estadios cubiertos como los de Viena y Basilea. Son todas arenas multipropósitos, por lo que no sería fácil conseguir otras fechas, ya que todos están buscando reprogramar sus propios eventos. Estamos tratando de colaborar con WTA también, dado que ellas tienen una gira asiática más extensa. Idealmente, nos gustaría reprogramar dos Masters 1000 en arcilla, ya sea antes o después de Roland Garros”.

Sobre la posibilidad de que haya una gira de arcilla europea: “Estamos trabajando en intentar tener una gira de arcilla de cuatro semanas post US Open. El mejor de los casos sería la gira norteamericana, luego la arcilla, Asia y las ATP Finals. Si eso llega a ocurrir, significaría que estaríamos salvando el 80% de la temporada luego de cancelar los torneos sobre césped. Con siete Masters 1000 y tres Grand Slams no habría mucho lugar a quejas. Pero si el US Open se cancela, entonces la complejidad de la situación crecería de manera exponencial, porque tendríamos que considerar el jugar en noviembre y diciembre. Por el momento, estamos enfocados en regresar luego de las semanas de Wimbledon”.

Ante la posibilidad de limitar los torneos a lugares específicos: “Estamos considerando diferentes formatos en caso de existir limitaciones en los viajes. Sin embargo, el tenis es un deporte global, y eso sería muy problemático para nosotros, más que para el fútbol, porque ellos pueden jugar en ligas en su propio país sin dificultades de viajes. Incluso si los torneos se disputan a puertas cerradas, todavía hablamos de cerca de 2000-3000 personas moviéndose de un lugar a otro, y eso dificulta el garantizar la seguridad de todos. Nuestro trabajo es poner una sonrisa en las caras de todos, somos parte del negocio del entretenimiento. No queremos convertirnos en un deporte regional, porque eso significaría dar un paso atrás y también un problema de rankings, porque los mejores jugadores estarían compitiendo en distintas ligas en vez de entre sí. No obstante, es una opción, aunque no es la preferida”.

Sobre el lado financiero de la suspensión del circuito: “Hay varios planes de presupuestos, alrededor de 20 por día. Tenemos tres fuentes principales de recursos, derechos televisivos y de prensa, patrocinios y entradas. Este último obviamente tendrá un gran golpe, y los patrocinadores demandarán un menor precio, especialmente si volvemos a jugar bajo puertas cerradas. Podemos aguantar por un año, y estoy optimista de que podemos reanudar el tenis en el otoño. Si nos mantenemos firmes y tenemos la chance de jugar las ATP Finals, está bien, vamos a sobrevivir. ¿Sobreviviríamos durante dos o tres años? – Definitivamente no. Mientras más se tarde el resolver la situación, peor será nuestra condición. Respecto a la idea de albergar varios torneos en unas pocas semanas, estamos considerando cada opción en orden de ayudar a todo el mundo. Vamos a ayudar a los Challengers y ATP 250, además de los jugadores que están entre los puestos 250 y 500, que son los que necesitarán más ayuda. No hay necesidad de proveer apoyo al Top 50 o a los Grand Slams”.

Respecto a la chance de agrandar los cuadros de 32 a 48 jugadores: “Va a depender de cuántos torneos vamos a poder jugar y recalendarizar. Es un punto válido, pero muchos jugadores van a encontrar imposible jugar muchas semanas seguidas. Una alternativa sería retrasar las ATP Finals, pero tendríamos que buscar otro lugar, y eso crea otro problema. Los jugadores están teniendo un largo descanso, así que definitivamente vamos a jugar en noviembre y diciembre si es necesario”.