Chilenos versus Top 10: El historial completo de victorias desde 1990
13/06/2020
El curioso torneo de exhibición organizado por el coach de Serena Williams
14/06/2020

Marcelo Ríos: “No lo pasaba bien jugando al tenis”

  • Por Ariel Román E. (@arielago)

“El pelo que tení’ Corretja es cualquier cosa. ¡Si no está nevando en España!” – Así comienza el podcast Subidos a la Red de Àlex Corretja y Javier Frana, que en su más reciente edición cuenta con Marcelo Ríos de invitado.

¿Qué tema vamos a abordar? – pregunta Ríos. – No hay tema, hueón – responde Corretja. En un tono muy distendido, inicia la conversación entre los tres ex tenistas. Ríos le pregunta a ambos cómo va el historial contra los dos, a lo que el catalán le responde “5-5. No entiendo cómo te ganaba, macho”. Luego, el Chino le recuerda las series de Copa Davis que disputaron Chile y Argentina en los 90, con un triunfo por lado y una victoria en dobles junto a Gabriel Silberstein frente a Frana y Luis Lobo. “Boludo, el smash ese que me comí en el primer set en set point lo tengo grabado como si fuese hace media hora”, recuerda el trasandino, a lo que Ríos añade: “te gané en un Challenger en Montevideo cuando yo estaba empezando y vo’ hecho mierda”.

Corretja recordó la entrevista con Séptimo Game, donde abordó el historial con Ríos, y le pregunta al chileno la final del Masters de Montecarlo 1997. “Te tirai a 800 metros atrás de la línea con esa derecha abierta”, le comenta el zurdo.

Entre broma y broma, el español le pregunta a Ríos: “¿Cómo puede ser que no ganáramos un Grand Slam tú y yo?”, a lo que comenta que durante el Masters 1998, donde Corretja resultó campeón, cuenta una anécdota de ese torneo: “Tú estabas para jugar para número uno, y cuando Sampras se metió en semis y no tuviste opción, te fuiste a la mierda y dijiste ‘ahí te quedas, yo ya no juego más’. Saliste con mis hermanos esa vez”. A lo que Ríos responde: “Corretja me presentó una novia española que no me acuerdo cómo se llamaba. Por culpa de Corretja se me fue el ránking a la mierda. La mina me cagó la carrera”.

“Me han criticado bastante por no haber ganado un Grand Slam y es una de las cosas por que no fui elegido en el Hall of Fame, y salió Ivanisevic. Federer ha hablado muy bien de mí y para mí que él hable bien de mí es más importante que ganar el Hall of Fame. Los gringos me dan exactamente lo mismo, no es algo que no me quite el sueño. Entre número uno del mundo o ganar un Slam es mejor ser uno, creo. Cuando jugábamos estaba el Grand Slam Cup, que era como un Masters de los Grand Slam, pero tampoco se cuenta como torneo ganado. Había mucha plata, y jugaban los 16 mejores de los cuatro torneos. Para mí ese es mi Grand Slam”, responde finalmente el Chino a la pregunta de Corretja.

“Mi carrera fue corta, me retiré joven, tuve problemas a la espalda. Creo que no hice las cosas bien como se debía. Estoy viviendo al lado de la academia de Bollettieri y entrenan como animales, de otra manera. Yo viajaba con mi entrenador y comía pizza, no me cuidaba, me gustaba salir y reconozco fui siempre así, y es la manera de vivir que yo tenía. Era otra cultura, otros tiempos. Pero estos tipos son máquinas”.

“Lo que siempre he dicho, que cuando yo estaba, habían cuadros mucho más difíciles que hoy en día. Hoy están Djokovic, Nadal y Federer. Antes me acuerdo que era Chang, Muster, Agassi, Sampras, Todd Martin, los suecos, Eltingh, Becker. Entrabas a un cuadro no sembrado y te tocaba en primera ronda con estos tipos. Para que hablar de los españoles y los argentinos, era durísimo”, rememora Ríos sobre los rivales de su época.

“Yo critiqué bastante que las finales de los Super 9 eran a cinco sets. Jugaba un domingo y el martes no podía moverme. Yo cuando me inscribo en Sankt Poelten porque me iba bien y no sé como me venía en Hamburgo. Una vez que gano Hamburgo con Zabaleta en el quinto estaba hecho pedazos”.

Ríos también comenta la exhibición pendiente con Corretja en Chile, que el español reveló en entrevista con Séptimo Game hace unos meses: “De repente llamamos algunos paquetes españoles a jugar. Corretja está como Agassi, que me dijo ‘no puedo ir, estoy muy gordo, dame tres meses’”.

“A mí llama la atención la capacidad de motivación de Federer. Yo a los 21 años estaba quemado, no quería jugar más. Federer sigue jugando casi con 40. La rutina me mató, habían tipos que no me caían bien, tuve momentos difíciles con la ATP. No supe llevar el tour de una manera como lo haría hoy un profesional. Que me digan “vamos a Europa a jugar a Wimbledon” era un sacrificio. No me gustaba viajar, no me gustaban los hoteles, no lo pasaba bien. No quedé feliz. Creo que me retiré en el momento justo, no podría haber seguido más, no podría haber seguido viajando y jugando con 33 años. Quizás suene un poco sobrado, pero no es así. No lo pasaba bien jugando al tenis. Me gustaba, se veía fácil, pero no lo disfrutaba”, confiesa Ríos.

En el año 2008, Ríos jugó una exhibición con Pete Sampras en Chile con motivo de los 10 años de su ascensión al número uno del mundo, a lo cual revela un tenso momento tras el partido: “Todos sabemos que jugamos exhibiciones y tratamos de hacerlo lo mejor posible. Somos gente retirada, y aparte de pasarlo bien, tratamos de que el público disfrute. Le pregunté a Sampras qué hacemos, me dijo, hagamos esto y okay, le gané en el tercero 7-6, se enojó, no agarró la copa y se fue. Me llama al camarín y me dice: ‘¿Tú sabes quién soy yo?’ – Pete. ‘No, soy Sampras. Yo no pierdo mi saque’ y que no estaba para estas cosas. Yo lo traté no muy bien, y me da exactamente lo mismo lo que hiciste. En Chile te conocen con suerte. Si él me dice antes, que hagamos esto, lo hacemos. Después dime si jugamos un mano a mano por diez minutos y nos vamos a la mierda. Después si no te gusta porque perdiste, es culpa tuya. Se portó pésimo”.

“Dentro de la cancha no creo que haya sido un mal competidor. Fuera de la cancha, quizás con los periodistas, o gente, pero con los jugadores me llevaba bien con los españoles, los argentinos, los suecos. Habían doblistas que no aguantaba. Iban a entrenar y jugaban cruzadito, y tenías que estar esperando para jugar un punto, me mataban”, continúa el Chino siguiendo el mismo hilo.

Sobre el tour actual, Ríos comenta que “Hubo un momento que eran Nadal, Djokovic, Federer y Murray. Son tipos a otro nivel, son súper atletas, súper ídolos. Obviamente me encanta mucho más Federer, es el mejor de la historia. No por los Grand Slams que ha ganado, Djokovic en unos años lo pilla, lo encuentro solidísimo de fondo. Todos tienen su cosa buena, Nadal mentalmente es un perro, Murray me gusta mucho también. Creo que el tenis se volvió aburrido, no encuentro que esté entretenido verlo. Me acuerdo que cuando terminé de jugar te multaban por cualquier cosa, tendría que ser más un espectáculo y empezar a hacerlo más entretenido. Sampras hacía sus cosas y se iba y nadie lo veía, pero es su forma de ser y lo acepto. Tampoco es un Kyrgios que es un payaso, pero creo que podría ser más entretenido, pero verlos me gusta”.

Ante una pregunta de Frana, que le consulta acerca de un potencial matchup entre el mejor Ríos contra uno de los grandes de hoy, Ríos se acuerda que “yo hice una comparación con Nadal y el Tío Toni me hizo mierda, pero lo entendieron mal. Él dijo que yo dije que hoy en día le ganaría a Nadal, y esa es la estupidez más grande. Yo lo que dije que en mi gran momento, y en un muy buen momento de Agassi, podríamos haber complicado a Nadal en cemento. Jugábamos adelante, él muy atrás, Agassi te cagaba a palos y yo tenía mis angulitos. Me habría gustado jugar con Nadal”.

Corretja le consultó al Chino sobre si seguía jugando al tenis, y el chileno respondió con una sabrosa anécdota de cuando intentó regresar para ganar un Future: “Estaba entrenando para ser el más viejo en ganar uno y estaba jugando un pedazo. Perdí 7-6 con la bielorrusa que fue número uno del mundo, Azarenka. Lo cuento ahora porque me dio vergüenza. Estaba jugando un huevo y me ganó, y llegó 20 minutos atrasada, incluso me peleé en el entrenamiento con ella, por que no me pidió perdón, que el stretch, si el stretch no existe, si yo no calentaba cuando jugaba, para eso están los cinco minutos antes del partido. Elongué una vez en mi vida en el hotel y me desgarré.

“Me iban a dar Wild Card en Pinamar, muy simpáticos, me dijeron que cuando quisiera, me daban una. Me dieron Wild Card en Umag, pero iba a Croacia y me desgarro en pleno juego, y voy 18 horas para eso, eso es llegar a un ATP. Yo quería jugar algo malo, pero ganarlo”, añade.

Sobre Garin, Ríos tiene muy buenas palabras: “Me gusta como juega, me gusta la actitud que tiene hoy en día. Antes era muy mala, y se lo he dicho siempre. Es muy fuerte, es un tipo que físicamente está muy bien, bajó mucho de peso. Pero tiene sus días, juega un huevo, y de repente juega muy mal, tiene que empezar a ser un Corretja, parejo. Pero es demasiado loco, se va de repente de los partidos, aunque tiene mucho potencial”.