Arriesgan hasta la descalificación: Las estrictas medidas sanitarias del US Open
05/08/2020
Garin aún tiene dudas con el US Open: “No me sorprendería si se cancela faltando muy poco para jugar”
06/08/2020

Mardy Fish y Atenas 2004: “Tuve la medalla de oro en mis manos y la dejé escapar”

  • Por Ariel Román E. (@arielago)

Cada año en Chile se recuerda la hazaña de Nicolás Massú y Fernando González en los Juegos Olímpicos de Atenas. Los dos únicos oros del país y un bronce en algo más de 24 horas. Sin embargo, poco se habla de aquel finalista del singles en esa cita: Mardy Fish. El estadounidense, verdugo de ‘Gonzo’ en la semifinal, recordó aquellas sensaciones tras colgarse la presea de plata en conversación con The Tennis Podcast, asegurando que nunca volvió a una justa olímpica después de Atenas porque no quería revivir lo vivido allí.

“Es difícil de recordar, para ser sincero. En el momento, sentí estar decepcionado, pero que con el tiempo sería genial compartir esta medalla con mi familia y amigos. Eso nunca pasó. Nunca sentí como ‘OK, déjame mostrar esto, este segundo lugar’, no se sentía bien. Fernando González ganó su partido con Taylor Dent para obtener el bronce, en cambio, yo perdí el mío para tener mi medalla. Se sintió extraño”.

Además, respecto a su logro contó una anécdota muy particular: “Hay algo que alguna gente no sabe, que es que te regalan un anillo olímpico. Sin importar si eres un atleta o no. Te graban tu nombre, tu deporte, y si ganaste una medalla, también. Te la envían después de los Juegos, y cuando me llegó, decía ‘Medallista de Oro’. En un principio, sentí que era divertido, era como ‘Oh vaya, gané un anillo de medalla de oro’. Me lo puse una vez, nunca lo olvidaré. Fui al supermercado con ella y cuando volví, la miré y era como: ‘¿Qué estás haciendo? No ganaste una medalla de oro, entonces, ¿por qué lo llevas puesto?’. Nunca más me puse esa cosa, y de hecho no sé donde la dejé. Fue un bajón no ganar una medalla de oro y haber tenido un anillo que diga eso. Tal vez Nico tiene el anillo de medalla de plata (risas). Quizás se la podría enviar”.

Sobre sus sensaciones al recibir la medalla, recuerda: “He vuelto a ver las fotos y la foto del podio lo dice todo. Estar devastado es poco. Entramos después de que sonara ‘We Are The Champions’, eso jamás lo olvidaré. Antes me gustaba la canción, y ahora es una de mis canciones menos preferidas”.

“Hay algunos de mis mejores recuerdos en una cancha de tenis, y también de los peores, todo en un solo evento. Nunca volví a jugar unos Juegos Olímpicos, porque pensé que probablemente no podría ganar una medalla de oro, o tener la chance de estar en esa misma posición nuevamente. El haber estado ahí y hacer lo que hice, es algo que jamás olvidaré, que seguirá conmigo, sobretodo por las cicatrices que deja el hecho de que tuve la medalla de oro en mis manos y la dejé escapar. Sentí que no debía revivir esos sentimientos, así que nunca más volví. Si los Juegos de Londres hubiesen sido en 2008 en vez de 2012, quizás hubiera ido”, añade.

“No ir a Beijing en 2008 fue una decisión fácil, y la de 2012 también lo fue, por el hecho de que estaba entre los Top Ten, y que había trabajado tan duro para estar en esa posición, y cambié mi estilo de vida por ello. Decidí juntar un poco más de dinero gracias a los pagos por participar, así que elegí eso, jugar eventos por algo de plata, pensando más en mi futuro”, recuerda sobre la decisión de no volver a participar de unos Juegos.

“Si hubiera perdido en la primera ronda de Atenas contra Jonas Björkman habría participado en más Juegos Olímpicos. Pero tengo una medalla y eso nadie me lo va a quitar, pero no tengo ese oro que quería”, agrega.

Y al ser consultado sobre dónde tiene sus medallas, finaliza: “Mi medalla está en una caja fuerte en mi casa, no la saco muy a menudo. A veces la saco para alguna broma”.