USTA abre la posibilidad de trasladar el US Open a Indian Wells
04/05/2020
Recordando la arcilla azul del Masters 1000 de Madrid en 2012
06/05/2020

“Me hubiese gustado ser número uno más viejo”

21 DE DICIEMBRE DE 2018/SAN FRANCISCO DE MOSTAZAL Marcelo Rios, durante el partido de exhibición Ríos vs Lapentti, realizado en el Gran Arena Monticello. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

  • Por Ariel Román E. (@arielago)

Marcelo Ríos siempre es fuente de declaraciones sin filtro al momento de hablar. El ex número uno del mundo conversó en Instagram con el ex Head Coach de la Federación de Tenis de Chile, Álex Rossi, sobre su llegada a la cima del ránking mundial y su visión del tenis actual. Estas son sus mejores frases:

Sobre el número uno del mundo

“Mi primera meta era sacar a Sampras, que me caía pésimo. Mi agente era el mismo de Sampras, y él no me caía bien, así que nunca hablé con él, siendo que también éramos los dos de IMG. La gracia era que yo había jugado con él en Roland Garros, cuando era chico. Sabía que si ganaba Indian Wells era 3 y si ganaba Miami era 1. Yo me pongo a pensar hoy, ‘¿Cómo mierda lo hice?’, y no tengo puta idea”.

Yo conocía Indian Wells porque antes había llegado a semifinales, además que era donde vivía Larry (Stefanki, su entrenador en ese entonces), entonces me fui a entrenar un tiempo antes. El haber ganado Indian Wells, y a los tipos que les gané, me dio un poquito de esperanza, pero nunca soñé ni quise pensar que iba a ser número uno. Jamás se me pasó por la cabeza”

“Gano Indian Wells y me empiezo a acercar. Lo que pasaba es que Sampras tenía que perder en Semis o Cuartos y yo tenía que ganar. Sampras pierde en tercera con (Wayne) Ferreira, pero yo tenía un cuadro durísimo, con Henman, Philippoussis, Haas, Agassi en la final, entonces no me pongo ni a pensar que iba a quedar número uno”

“Llega la final y no voy a mentir, para todos fue un gran referente, y tenerlo enfrente para ser número uno del mundo, ahí me empezó a dar un poco de ansiedad, miedo de qué iba a pasar”.

“Una vez que le gané a Agassi, que quedé número uno, todos me criticaron porque parecía que había ganado un torneo más, no me tiré ni al suelo ni nada, lo más que hice fue tirar la raqueta. Esto no sé si se lo dije a mi papá o al tipo que me manejaba, que cuando llegara a ser número uno me retiraba del tenis. Estuve a un minuto de decir en la conferencia que me retiraba. No era de soberbia en ese minuto, quería hacerlo. Lo hablé con mi agente y le dije ‘Oye, me quiero retirar’. Con 21 años. Y me dijo: ‘Voh estái (sic) loco, si ahora empiezan los contratos, la plata, las cosas’. Y me puse a pensar fríamente y dije ‘¿Qué mierda hago después? – Me tengo que meter a la universidad’. Hoy estaría en cuarentena en el Banco Estado, no tengo idea, no sé que estaría haciendo”.

“Era una final más, tenía casi 10 torneos ganados. Ya sabía lo que significaba ganar, plata también tenía, no era una cosa de vida o muerte, como cuando jugué con Agassi en el Grand Slam Cup, ese partido valía un millón y medio de dólares. Era el partido, ya no existe el Grand Slam Cup pero ahí estaba que me cagaba. La diarrea que tenía, y decía que si llego a perder me iba a arrepentir. Son momentos en el tenis que te quedan grabados. Del número uno me quedan dos cosas malas. La primera, que fui uno y después me lesioné, empezaron todas mis lesiones. Si me hubiera lesionado antes, esta historia no existiría, y estaría jugando satélites allá en Egipto.

“Me gustaría haber sido número uno más viejo. Era demasiado joven, pendejo, a los 21 años no tenía puta idea de nada, me agarró en un momento de que era un pendejo que le gustaba el hueveo, me gustaba salir, lo que hace un pendejo de 21 años que está en la universidad”.

Respecto al ATP Tour de hoy:

“Cuando jugaba un Grand Slam y perdía en primera ronda, eran 8 mil dólares, hoy son 50 mil. Imagínate cuando jugaba el Pato Cornejo, eran cien pesos. El prize money ha subido, ganar un Slam ahora son 3 millones de dólares, antes 800 mil. Hoy un tipo que está 40 tiene más prize money que yo”.

“Nadal que corre en cada partido, se mata, es imposible que no termine a los 40 años hecho mierda y alguna secuela le quede. Federer con 38-39 años, más que jugar, la motivación que tiene es increíble. Yo no podría ni cagando siquiera entrenar a alguien”.

“Que Federer me diga que soy el más talentoso de la historia, ese es mi premio del Salón de la Fama. Yo jugué dos veces con él, y antes yo entrenaba con Peter Lundgren. Después él se va con Federer por dos años. Roger jugaba saque y red y no le ganaba a nadie. Es lejos el mejor de la historia, es un jugador que me encanta”.

“Yo me cago de la risa con Kyrgios, con Fognini. Me gusta ver ese tenis. Hoy tiras una raqueta y multa, no puedes hacer nada, no es un espectáculo. Han puesto tantas reglas que dices cualquier cosa que le parezca mal al árbitro y ya estás multado. El tenis se ha puesto un poco fome, con mucha restricción y no puedes ser realmente quién eres. Yo siempre fui quien quise ser y me fui a la mierda. Me echaron un par de partidos”.

“Estos tipos hoy en día tienen analistas que les ven las estadísticas del tenis. Djokovic tiene un gallo que le ve las estadísticas de uno de los 10 mejores del mundo, que te dice cuando está 30-40 en un quinto set y saca abierto. Tsitsipas también está metido en eso. Un día puso ‘estoy loco, y estoy conversando con los vasos’. Yo le puse y lo leyó: ‘Preocúpate cuando el vaso esté lleno de leche’. Se cagó de la risa. Tiene 21 años el pendejo, siempre le gustó como jugué yo y me sigue mucho, me contaba. Que yo le haya dicho eso y se riera y el Pato Apey (chileno, manager de Tsitsipas) se lo repetía”.

“El mitómano de Gaudio”

“Me gustaba Roland Garros, obvio. Wimbledon, el que más me cargaba. Más que el pasto y las vacas, que es pa’ jugar golf, Londres es un lugar muy triste. Llegar a Roland Garros era muy lindo, y el con más ambiente, el US Open. Me acuerdo que una vez estaba jugando y llega Trump con diez minas”.

“Odiaba a la ATP, a los americanos, me cargaban. Ellos manejaron mucho a la ATP e hicieron mierda a los sudamericanos. Los Masters siempre eran indoor para que ganara Sampras. No me llevaba bien con los americanos, me llevaba bien con los sudamericanos, los suecos y los españoles… y con el mitómano de Gaudio”.

“De lo retirado que estoy, fui al Lipton el año pasado, y no me he aparecido más en ningún torneo. Hablo harto con Gaudio, con Zabaleta, con Lapentti hemos tratado de hacer algún negocio. Pero es poco lo que hablo. Estoy enfocado en mis cosas, mi familia. La exhibición con Corretja era ahora en Julio, en el casino, y obviamente se corrió para Noviembre-Diciembre. Ojalá se pueda hacer, yo feliz, quiero jugar, me sirve para salir un poco, para entrenar. Me gusta entrenar, jugar, transpirar, caerme, me gusta estar hecho mierda”.

El jugador ideal de Ríos:

Derecha: “González tenía una muy buena derecha, potencia, pero quizás no era una derecha no era tan regular. Djokovic no te falla de fondo, es lejos el mejor jugador. Se mueve un huevo, Nadal también, pero le veo mejor a Djokovic de derecha y revés”.

Revés a una mano: “Me gusta harto Tsitsipas. Thiem le pega bastante de fondo y de derecha también”.

Revés a dos manos: “Massú, porque le daba un bote en la cancha de él y pasaba para el otro lado. Una vez estuvo tres días en España y llegó hablando como español. Estuvo tres días en el Real Madrid y llegó como español a una conferencia de prensa. Lo que hizo él tiene mucho mérito. Llegar a ser diez es difícil. Todos sabemos que su revés no era su fuerte, pero la garra y el haber sido diez tiene mucho mérito… Revés a dos manos, Djokovic”.

Saque: “Yo podría decir de mi época, tenía a un Rusedski que era imposible, Boris Becker que me agarró en pasto y no lo veía el saque. Por potencia, Karlovic que mide 17 metros. Para mí un saque bueno y consistente, era Sampras y Federer. Federer no te hace un ace pero te saca cagando de la cancha”.

Volea: “Para mí, Rafter volea muy bien, Edberg voleaba espectacular, y Becker también. Hoy en día, el que volea muy bien es Federer, que sube poco pero cuando sube volea muy bien”.

Movilidad: “Nadal, pero creo que está decayendo. Todos los japoneses son rapidísimos, Thiem se mueve muy bien, Djokovic más que moverse bien, lee muy bien la jugada”.

Cabeza: “Kyrgios… que es un loco”.