Copa Davis cambia nuevamente su formato para 2020
05/09/2019
Bianca Andreescu hace historia al ganar el US Open
07/09/2019

Nadal y Medvedev, los dos más regulares del torneo se verán las caras en la final del US Open

El día de ayer vivimos los partidos de la semifinal masculina del último Grand Slam del año. Por una parte vimos como Daniil Medvedev vencía en sets corridos al verdugo de Roger Federer y ex número 3 del mundo, Grigor Dimitrov, para así instalarse por primera vez en su carrera en la final de un torneo grande. Luego fuimos testigos de la solidez de un Rafael Nadal que nos demuestra día a día que está en uno de sus mejores momentos, tras vencer también en tres sets al italiano Matteo Berrettini.

Durante la tarde, el ruso Danill Medvedev se metió en la finalísima del US Open, la primera de Grand Slam en su carrera, confirmando así el mejor año de su carrera, siendo el tenista con más victorias esta temporada.

Medvedev, 5º del mundo, arribó a su quinta definición seguida en el circuito después de despachar al búlgaro Grigor Dimitrov (78º) por 7-6(5), 6-4 y 6-3. Con esta victoria, el ruso llega a 20 triunfos en los últimos 22 partidos disputados.

El moscovita de 23 años se consagró hace unas semanas en el Masters 1000 de Montreal y muestra un carácter que parece imperturbable aún en los grandes escenarios y los nuevos desafíos. Su camino en el Grand Slam norteamericano tuvo polémicas, complicaciones, pero por sobretodo, solidez en su tenis.

En la jornada nocturna, vimos a Rafael Nadal, tres veces campeón del Abierto de EE.UU., conseguir su paso a la final del Abierto de los Estados Unidos tras derrotar a Matteo Berrettini en más de dos horas y media de partido. en el que el italiano trató de superar a su rival con potentes saques y grandes derechas, los cuales no fueron suficientes para doblegar a un Rafa que está mostrando su mejor nivel a los 34 años de edad.

En un primer set, la estrategia del italiano de 23 años, parecía funcionar, pero la consistencia de los golpes de Nadal mermaron poco a poco la confianza de Berrettini.

La primera manga, que se extendió cerca de una hora y cuarto, fue tan igualada que desembocó en un tie break que estuvo muy cerca de llevarse el italiano. Sin embargo, las bolas clave se le estrellaron al romano en la red y Nadal salvaba dos puntos de set ante la incredulidad del público en el Arthur Ashe.

En el segundo set se le notó menor confianza a Berrettini, número 25 del mundo y el tenista más joven en llegar a una semifinal del Abierto de EE.UU. desde 2010, que cometía un total de 44 errores forzados durante el partido, mientras que Nadal comenzaba a subir su nivel cada vez más. Fue así como el parcial terminó con un 6-4 a favor del mallorquín.

El tercero lo estrenó el español rompiendo el servicio de su contrincante en la primera oportunidad, y aunque el italiano seguía haciendo gala de su potencia y precisión, la red definitivamente de convertía en su peor enemigo. Nadal ganaría el set definitivo con un rotundo 6-1 y así conseguiría el paso a la gran final, la quinta de su carrera en el abierto norteamericano.

“Creo que el primer set fue frustrante porque tuve un montón de puntos de break y no quieres estar en un tie break con Matteo”, afirmaba el español sobre el ajustado final de la primera manga, en el que aseguró tuvo “suerte” tras tener un marcador de 5-2 en contra en el desempate y que consiguió dar la vuelta. “Después de eso el partido cambió mucho y empecé a jugar con más calma y más agresivo”, explicaba Nadal minutos después del partido.

Lo del domingo será otra historia, en la que se enfrentará uno de los mejores jugadores de todos los tiempos contra el número 5 del ranking ATP y jugador más regular del año, Daniil Medvedev, de 23 años, para el cual Rafa dedicó unas palabras en la conferencia post partido: “Honestamente su verano es increíble, aunque toda su temporada también. Es el jugador que estuvo en mejor forma en toda la gira y me enfrentaré a quien ganó más partidos en todo el año y al que está jugando al mejor nivel hace un tiempo”.

“Va ser una final muy difícil por lo que tendré que dar lo mejor”, aseguró al término de su semifinal el ganador de 18 Grand Slams. Rafa y Daniil se han visto las caras solamente en una ocasión a lo largo de sus carreras y fue hace un par de semanas en otra final, la del Masters 1000 de Canadá, donde el español se quedó con una victoria contundente con parciales de 6-3 y 6-0.