Nicolás Jarry, con ganas de revancha en Melbourne
10/01/2019
Andy Murray anuncia su retiro del tenis
10/01/2019

Escándalo: 15 detenidos por arreglo de partidos en España

La red de arreglos de partidos desmantelada por la Guardia Civil española a fines de octubre concluyó con la detención de 15 personas y otras 68 investigadas, entre ellas 28 tenistas que compiten en los torneos Futures y Challenger.

La “Operación Bitures” acabó con una organización dedicada a sobornar a tenistas que se desempeñaban en dichos torneos, y concluyó con 5 personas en prisión preventiva, entre ellas el español Marc Fornell-Mestres.

Fornell, de 36 años, fue suspendido por el TIU en diciembre pasado es considerado por la Guardia Civil como el cabecilla de la trama, y jugó ante Gonzalo Lama en septiembre pasado en el Futuro 28 de España, con triunfo para el chileno por 6-3 6-5 y default.

Según constata EFE, “Un grupo de individuos armenios se valían del jefe de la trama, nexo entre ellos y el resto de los miembros de la red. Una vez que lograban el soborno, los miembros de nacionalidad armenia se desplazaban a los lugares donde se disputaban los partidos con la finalidad de comprobar y asegurarse de que el tenista cumplía con lo previamente pactado, aprovechándose de su imponente corpulencia”.

La Guardia Civil inició esta operación tras la denuncia del Tennis Integrity Unit (TIU), y se centraron en un tenista español para desenmarañar esta situación.

Cómo funcionaba esta organización

El modus operandi de esta organización criminal era usurpar miles de identidades de ciudadanos con las que realizaban las apuestas, vinculando las mismas a cuentas de apostantes y monederos electrónicos donde revertían las ganancias obtenidas, con el fin de enmascarar su verdadera identidad y no tributar en Hacienda por el dinero obtenido fraudulentamente.

Durante la investigación se allanaron 11 registros domiciliarios en España donde se incautaron 167.000 euros en efectivo, un arma corta, prueba de las identidades falsas, tarjetas de crédito, computadores, dispositivos electrónicos y 5 vehículos de alta gama, entre otros.

Se les atribuye responsabilidad penal según el caso por los delitos de integración en organización criminal, corrupción entre particulares (ámbito deportivo), estafa, blanqueo de capitales, tenencia ilícita de armas y usurpación de identidad.