Garin y Jarry cayeron ante López y Carreño Busta y se despidieron de Wimbledon
04/07/2019
Djokovic gana, Anderson pierde y Gauff sigue haciendo historia
05/07/2019

Rafa vs. Nick: El día en que Kyrgios revolucionó Wimbledon

  • Por Matías Bustos Riveros

Hoy en Wimbledon teníamos los ojos en varios partidos. Garin/Jarry jugaban contra una pareja de calidad como López/Carreño; Federer enfrentaba a una esperanza local; Kerber perdía en otra muestra de la anarquía que reina en la WTA; Marcos Baghdatis jugaba su último partido como profesional frente a Matteo Berrettini.

Sin embargo, nada y nadie pudo opacar a la verdadera figura del día. Sí, la figura del día fue un tenista que PERDIÓ su partido.

Si uno ve a Rafael Nadal celebrar un game en el tercer set como si hubiese ganado otro Roland Garros es que el rival definitivamente se le metió en la cabeza.

Aquello consiguió Nick Kyrgios, quien a pesar de caer en segunda ronda por 6-3, 3-6, 7-6 (5) y 7-6 (3) ante Nadal, se convirtió en Trending Topic a nivel mundial en cualquier red social que uno imagine. Es que el tipo se metió con todo el mundo: público, umpire, rival, periodistas y hasta con una “amiga de parranda nocturna”.

Vamos por parte:

Primero, Nick se dio el lujo de ser el primer tenista en la historia de la cancha central del All England Club en despacharse dos saques “submarinos”, para la molestia de Rafa. La rivalidad que se creó en ese duelo memorable en el ATP 500 de Acapulco continuaba.

Nick no estaba conforme. También el desafío era sacar del partido al español pegándole un pelotazo (o al menos intentarlo).

 

Nadie sabe (excepto el umpire Damien Dumusois) cómo es que Kyrgios se fue del partido sin algún punto de castigo. Es más, el australiano trató al francés como un “don nadie y una desgracia” y se mofó de los “poderes” que debe poseer para estar sentado arriba en la silla de árbitro principal.

Bueno, eso fue en el partido. En la conferencia de prensa llegó lo mejor (o lo peor si tu punto de vista es más cercano al de Nadal).

“¿Por qué debería pedir perdón? Quería apuntar a propósito al pecho, sí”, reconoció Kyrgios. “¿Cuántos Grand Slams ha ganado él, cuánto dinero tiene en su cuenta? Creo que puede recibir una bola en el pecho”, lanzó el australiano,

 

Sin embargo, el real peak de Kyrgios llegó cuando sucedió esto. (Lección: nunca le hagas preguntas a Nick si es que fuiste al mismo “carrete” que él la noche anterior en un Pub de Londres)

 

Luego de haber escuchado los reclamos constantes de Kyrgios por el tiempo que se toma entre saques, además del “Pelotazo-Gate”, Nadal no se guardó nada a la hora de analizar el comportamiento del australiano y el interés que causa como el nuevo “chico malo” del tenis.

 

Sí, éste no fue un partido más de segunda ronda de Wimbledon. Por eso es que esperamos que, en el futuro cercano, Nadal vs. Kyrgios sea la final de un Grand Slam.

El tenis lo necesita. (Foto: Getty Images)