Los últimos finalistas se mantienen firmes y Gauff sigue asombrando en Wimbledon
03/07/2019
Garin y Jarry cayeron ante López y Carreño Busta y se despidieron de Wimbledon
04/07/2019

Nicolás Pereira: «Ríos y Kyrgios son dos genios con distinta varita mágica»

Por Matías Alarcón, Londres.

Uno de los mejores tenistas a nivel junior de la historia, el venezolano Nicolás Pereira (48 años), se pasea como por su casa en la zona de prensa de Wimbledon. El reconocido comentarista de ESPN no alcanza a dar dos pasos y es interceptado por otro colega para hablar sobre el torneo.

De manera amable y siempre con ganas de querer hablar de su máxima pasión, «Nico» charla con Séptimo Game para analizar el tenis mundial en sus facetas más relevantes y, por supuesto, hablar sobre el caso de Nick Kyrgios.

¿Cómo ves el cuadro? – Hablemos de Federer, Nadal y Djokovic. A Rafa le tocó un cuadro muy complicado en cuanto a ranking. 

Se habla mucho de la dificultad del draw para Rafa. Pero para él, cada partido es un mundo, y el hecho de que le toque con quien le toque en las condiciones que está, creo que siempre va a tener la ventaja. Eso sí, esta superficie le da más oportunidades a algún tenista que lo vaya a enfrentar. Al estar hablando de jugadores del calibre del Big Three, la preocupación es de los demás. Son tres grandes que están pasando por un gran momento.

Federer busca su noveno título, y habiendo jugado la temporada de polvo de ladrillo será un jugador que tendrá más fondo. Djokovic siendo campeón defensor, cuatro veces campeón acá, y el haber ganado tres de los últimos cuatro Grand Slams, le va a dar más confianza. Jugó bien en París, y perdió puntualmente ese partido de semifinales, pero está en un buen lugar.

Se habla mucho de la Next Gen, jugadores como Zverev, Shapovalov, pero al fin y al cabo el «Big Three» se impone. ¿Qué le falta a los jóvenes para poder avanzar?

Que se retiren los «Big Three» (risas). Yo creo que es convicción, porque para ganar un torneo vas a tener que ganarle al menos a dos de ellos, sobre todo en un Grand Slam, y no sé si todavía están ahí. Es un privilegio tener a jugadores como estos en una nueva generación. Yo sí creo que van a despuntar: Zverev no está pasando por un buen momento, pero esos son los períodos de crecimiento de los jugadores. Creo que él sí va a hacer historia en el tenis.

A mí me gusta Tsitsipas porque es un poco más irreverente, es un jugador que no le cuesta romper barreras, está hecho de otra materia, que creo que es la clave. Se necesita alguien que venga a ver el tenis de un punto de vista distinto, para poder descifrar cómo ganarle a los grandes.

¿Sientes que hay un poco de admiración, y que eso afecta a la falta de victorias de la Next Gen?, En vez de decir: «Ha ganado mucho, pero ahora no».

Yo creo que Tsitsipas lo ha demostrado, en Australia cuando le fue bien al ganarle a Roger (Federer), el ser un poquito más irreverente que los demás. Sí creo que eso es un gran factor. Definitivamente, es algo que le pasa a todos los jugadores menores de 25 años, inclusive Thiem, que crecieron viéndolos jugar. Entonces, de cierta manera, tener al frente a una imagen viviente que está jugando en contra de ti, pesa en el subconsciente.

¿Cómo has visto la vuelta de Nico Massú al circuito con Thiem?

Me encanta. Con Nico siempre nos hemos mantenido en contacto y la verdad es que son una pareja dispareja. Jamás me lo hubiera imaginado que si volvía Nico iba a ser con Dominic. Él poco tenía que ver con Thiem. Le sugirieron a Gunter Bresnik tratar con Nico Massú, y él cayó muy bien con la familia. Muchas cosas tuvieron que encajar para que Nico volviera. Sé que le hacía falta, está muy contento, y en la parte de Thiem, están muy felices de que Dominic haya encontrado a alguien con el que se pueda relacionar, y están muy pendientes de cómo sigue esa pareja.

No puedo no preguntarte sobre Kyrgios. ¿Es un mal necesario para el espectáculo del tenis? – Al fin y al cabo, todos los estadios donde él juega están llenos, a la prensa le sirve mucho porque cada vez que habla deja cosas.

A mí me encanta, yo soy un fanático de Kyrgios. Creo que es un buen chico, tiene algo en la cabeza que funciona distinto al común de la gente. Creo que se le quema un fusible en ciertos momentos y pierde el control, pero fuera de la cancha hablas con él y es un tipo muy tranquilo, ecuánime hasta cierto punto, pero tiene ciertos momentos en los que hace cosas donde estoy seguro que en la gran mayoría se arrepiente. Tiene arranques como cualquier persona joven, y está trabajando, sé que está trabajando en mejorar… es un espectáculo verlo jugar, y ver lo que la gente no capta, que cada vez que juega, deja maravillas.

Es un talento, como ninguno en el tenis. A todos nos gustaría, respetando sus valores personales, que lograra dominar al monstruo que lleva dentro, y que lo supiera canalizar. Pero, al fin y al cabo, hay que disfrutarlo como él es. A mí me duele cuando lo veo hacer algunas de las cosas que hace en público o decir algunas de las cosas que declara, pero sé de dónde viene, y es algo muy difícil de contener, porque forma parte de su persona. Nadie llega a ese nivel sin un impulso, sin una creencia muy fuerte, y que a veces se manifiesta de maneras que los demás no logran entender.

¿Es Kyrgios un talento similar a Marcelo Ríos?

Sí, hay mucha similitud desde dos puntos de vista muy distintos. El Chino era un jugador más controlado, con un impacto de la pelota que Kyrgios no tiene. Pero la explosión que tiene Nick, no la tuvo nunca Marcelo, que era un fuera de serie. Para el tenis de aquel momento tenía unas cualidades únicas, al igual que Kyrgios tiene cualidades únicas para el tenis de este momento. Son dos genios, con distinta varita mágica.