Schwartzman derrota a Garin en apretado duelo en Interclubes argentinos
13/12/2018
Hardt frena la racha triunfal de Tabilo en República Dominicana
15/12/2018

Safin: “No tengo novia ni amigos, no necesito nada de nadie”

Retirado del circuito hace ya una década, etapa en la que cumplió incluso un mandato como diputado en el parlamento ruso, Marat Safin hoy elige una vida lejos del tenis, de la política y hasta de las relaciones en general.

“Vivo solo, no tengo novia ni amigos. Soy autosuficiente, no necesito nada de nadie”, graficó el ex-N°1 del mundo en una extensa e interesante entrevista con el portal ruso Sport.ru.

“No es que sea un ermitaño. Tengo mi círculo social. Simplemente son camaradas, colegas. No amigos -explicó Safin-. Tampoco tengo novia ni quiero una. No me interesa construir relaciones con nadie. No quiero tener que estar compartiendo mi vida personal ni escuchar los detalles de otra gente”.

“Mucha gente necesita tener una rutina para darle un sentido a sus vidas -continuó-. Para no pensar en otras cosas. Viven con miedo a morir, a viajar, a la soledad. Necesitan alguien con quien hablar. Yo no tengo esos problemas”.

El tenis, en ese contexto, es apenas un recuerdo del pasado: “Ya no juego nunca, solo cuando participo de algún torneo de leyendas. Pero fuera de eso no le veo sentido. Es una etapa terminada para mí. Con ir al gimnasio para mantenerme en forma es suficiente”.

“Me siento cómodo con la soledad. Nadie alrededor, silencio, calma. Libertad absoluta para hacer lo que tenga ganas. Cuando me agobio, viajo. Cuando me siento descansado, vuelvo a Moscú”, enmarcó.

Y entre sus últimos destinos, Safin pasó por Sudamérica: “Perú me fascina. Fui a Machu Picchu y me pareció increíble. Incluso me genera dudas de que haya sido algo hecho por el hombre…”.

“Cuando ves la escala de la construcción te das cuenta que es la misma que tienen las Pirámides de Egipto. Es difícil que los humanos hayamos hecho todo esto. Tiene que haber algo más. Yo creo que no estamos solos en el universo”, remató.

En el Universo Safin, sin embargo, la soledad es en todo el denominador común: “Mi casa es un lugar sagrado. Es un fuerte para mí, donde puedo estar conmigo y con mi energía. No quiero que nadie altere eso. Solo dos gatos viven conmigo. Amo los animales, pero los gatos más que los perros. Tienen un sentido extra, saben cuándo acercarse. Sienten lo que te pasa”.

El ruso también reveló que encontró en la lectura del I Ching (antiguo oráculo chino) y la meditación una forma de autoconocimiento: “Medito dos veces por día. Cada sesión me lleva una hora y media. Siempre encuentro el tiempo para hacerlo. Es liberador. Te limpia los pensamientos, la mala energía que hayas acumulado”. (Agencias)