Cancelados torneos ATP y WTA en China luego de decreto del gobierno local
23/07/2020
Benzaquén y el futuro del Challenger de Santiago 2020: “Tendremos respuesta definitiva la primera semana de agosto”
25/07/2020

Stan Wawrinka: “Federer es mi hermano mayor en el circuito”

Foto: Getty Images

  • Por Ariel Román E. (@arielago)

Stan Wawrinka puede decir que detrás de Federer, Nadal, Djokovic y Murray, viene él. Campeón olímpico, de Copa Davis, y vencedor en tres de los cuatro Grand Slams. Incluso por momentos se pensó que pudo pelear el número uno del mundo. Sin embargo, el suizo siempre ha estado a la sombra de su compatriota Roger Federer. En entrevista con L’Illustré, ‘Stanimal’ habla de su gran relación con la leyenda viviente del tour, su vida en la cuarentena y reveló un duro momento que sufrió minutos antes de jugar la final del US Open 2016.

“Adoré este tiempo sin viajar”

Durante los primeros meses de cuarentena, Wawrinka la rompió en redes sociales. De publicar fotos editadas donde aparecía con múltiples personalidades, a pasar semanas haciendo lives junto a Benoit Paire, el helvético le vio el lado positivo al tiempo sin tenis: “Adoré este tiempo sin viajar. Me permitió pasar mucho tiempo con mi hija, para ir a la escuela con ella, de disfrutar estar en casa, estar tranquilo, y establecer una rutina. Estas semanas me han hecho muy bien“.

Sin embargo, reconoce que añora el circuito: “Extraño competir y las emociones que conlleva. Pero todos estamos en un parón forzado. Es muy distinto a estar fuera por lesión, que te detiene de repente, pero los demás siguen jugando sin ti. Esto calma un montón”, agrega.

Respecto al regreso al circuito, Wawrinka lo hará en Estados Unidos: “Hice un programa de entrenamiento acorde a esas fechas. Porque en un momento tenemos que colocar un plazo, incluso si no hay certeza de nada. Estados Unidos sigue en crisis por el COVID-19 y nadie sabe cómo va a evolucionar. Estamos hablando de partidos a puertas cerradas, jugar Cincinnati y el US Open en un solo lugar, albergar a los jugadores en un hotel… Pero todos sabemos que hay muchas cosas que aún pueden suceder. Como atletas estamos acostumbrados a adaptarnos”.

“Nosotros pasamos mucho tiempo esperando. La adaptación es una parte integral de la vida del tenista. Cambiamos cada semana de ciudad, superficie, torneos y condiciones de juego”, continúa.

El mejor momento de su carrera

Entre todos los torneos que ha ganado, el más importante para Wawrinka es su primer título de Grand Slam: El Australian Open 2014. “No hay nada más arriba que eso. Ese 26 de enero de 2014 yo estaba en la cima de mi vida, y muy relajado. Era un sueño. Estaba por las nubes, iba a jugar mi primera final grande, estaba en gran forma, jugando muy bien. Tenía que enfrentar a Nadal, número uno del mundo. ¿Qué era lo peor? ¡solo perder!”, relata.

Sobre lo que sentía en la noche previa al partido, comenta: “Salí a comer con mi equipo. A la vuelta, nos detuvimos por un momento en el lobby del hotel. Nos quedamos hasta las 1:30 AM conversando con unos tragos. Recuerdo que un periodista inglés estaba sorprendido de verme a esa hora en la previa a una final de Grand Slam, pero la final se jugaba a la noche siguiente. Luego me fui a mi pieza y vi tele por un rato antes de dormir. Dormí muy poco esa noche, no de nerviosismo, sino porque tenía muchas ganas de jugar la final. Una hora antes de entrar a jugar, estaba hablando con mi entrenador. Severin Lüthi también estaba ahí, y nos reíamos mucho. Estaba relajado”.

US Open 2016: La otra cara de la moneda

Al contrario del Australian Open dos años antes, en el US Open 2016 la ansiedad le jugó una mala pasada antes de la final. “Tenía 31 años y me decía que esta podía ser la última oportunidad de ganar un Grand Slam. El calentamiento había ido muy mal. Había mucho viento, yo estaba muy tenso y de mal humor. Luego fui a comer con mi equipo y me aislé al final de la mesa con mis audífonos, porque no quería que nadie me hablara. Después de la comida me fui al camarín, al fisio, y a entrar en calor. Y de repente, cinco minutos antes de entrar a la cancha central, me sentí muy mal, extremadamente nervioso. Comencé a llorar. Incluso tuve que ir a vomitar. Magnus Normal se acercó a mí y me recuperé justo antes de encontrarme con Djokovic en el pasillo antes de la entrevista pre-partido”.

“Intenté disfrutar el partido, pero aún así no me sentía bien. En el primer set, Novak ganaba 4-1 y tenía break point a favor. Termino ganando el game y ahí decido cansarme físicamente para aliviar mi estrés. Extendí la duración de los puntos aunque eso implicara perderlos. Corría de izquierda a derecha, y de a poco la fatiga le empezó a ganar a la mente, lo que me empezó a obligar a enfocarme en lo físico y en el tenis. El estrés se había ido. Nunca supe si iba a ganar el partido, pero sí sabía que iba a luchar hasta el final… y gané“, añade.

El título copero de 2014

La final de Copa Davis en Lille entre Francia y Suiza tiene una historia en particular. La semana anterior, Roger Federer, uno del equipo, y Wawrinka, número 2, se enfrentaban en Londres en la semifinal del Masters. Pese a competir en cancha rápida, Federer se había entrenado en arcilla durante todo un mes para llegar a punto a la serie. Luego de un inconveniente que involucra también a la esposa de Roger, Wawrinka perdió y considera esta como la peor derrota de su carrera: “Perdí luego de tener cuatro match points. Tenía que ganar ese día y no hice lo suficiente para hacerlo. Era una semifinal de Masters, y el haber podido jugar la final contra Djokovic y ojalá ganarla hubiera sido enorme. Dejé pasar esa oportunidad, y fue muy, muy duro. A la noche apenas dormí, lo pensaba mucho y hablé con familiares para desahogarme. Lo que me ayudó fue que debía juntarme con el equipo suizo para la final de Copa Davis. Al día siguiente me fui a Lille a entrenar con Severin”, se sincera.

“Rogelio se unió dos días más tarde porque estaba lesionado. Cuando llegó, solo nos miramos con una sonrisa y eso lo dijo todo. Ese capítulo está cerrado”, revela.

Ante la consulta de cuáles son sus mejores recuerdos del tour, Wawrinka menciona aquellos representando a su país: “Muchos de mis mejores recuerdos son de la Copa Davis. La jugué por once años y tuve un goce inmenso cada vez, no solamente cuando ganamos. Nunca olvidaré la primera vez que me llamaron, para la semifinal en Australia en 2003. Fui como sparring para el equipo”.

Sin embargo, ‘Stan The Man’ prácticamente confirma su retiro de la competencia: “A mi edad no puedo estar en todos los frentes, debo seleccionar los torneos. Además, no me gusta para nada la Copa Davis en este nuevo formato. Y sin Roger, no es lo mismo. No es que no quiera jugar con chicos con menos ranking, lo hice por diez años. Cuando era joven, lo que me hizo soñar fue la Copa Davis. Hoy, todo a cambiado mucho”.

Su gran amistad con Federer

Sobre Federer, Wawrinka solo tiene buenas palabras: “Me enseñó muchísimo. Cuando llegué al tour, él ya era número uno del mundo y ya había ganado varios Grand Slams. Muy pocos jóvenes tienen la oportunidad de entrenar con un campeón de ese calibre. Siempre he disfrutado aprender de otros y a menudo digo que le debo una gran parte de mis títulos de Grand Slam al Big Three. Seguramente soy el jugador que entrenó más veces con ellos. Los he observado, visto muchos de sus partidos, y al inicio de mi carrera pude tener el consejo de Roger antes de enfrentar a los mejores. Él es un hermano mayor en el circuito“, señala.

Según Stan, el mejor consejo que le entregó su compatriota fue “la importancia de vivir en el momento. Por veinte años, él ha estado en demanda a diario por la prensa, fans, viajes, torneos y entrenamientos. Sus días son de demasiada ocupación y aún así permanece increíblemente calmado. Incluso cuando tiene que hacer algo que le gusta menos, lo hace mejor que cualquier otro. A lo largo de los años, he intentado llegar a ese estándar”.