ATP Cup reemplazará a Brisbane y Sydney a contar de la temporada 2020
07/01/2019
Nicolás Jarry se baja del ATP de Sydney
07/01/2019

Un ecuatoriano respirando tenis en Chile

Por Roberto Quiroz para Séptimo Game

La pretemporada es la base del año de todo deportista, y en el tenis no es la excepción: es llegar al limite física y mentalmente para poder aguantar un año tenístico que es muy demandante y que en general incluye 30 semanas o más.

En la pretemporada se busca llegar a un límite de uno mismo para poder competir todo el año sanamente y con fuerzas. Todos los profesionales la hacemos y es el mejor momento de mejorar algunas cosas. Las primeras dos semanas son más físicas que tenísticas, para luego pasar de lleno a pegarle a la pelota.

Y bueno… en diciembre del año recién pasado tomé un riesgo, ya que decidí hacer la pretemporada en Chile.

Al principio no estaba tan convencido de irme a Chile. Venía entrenando con Wally Grinovero hace mucho tiempo y era un poquito cambiar esa rutina. Pero, después de todas esas dudas, siento que valió totalmente la pena. El hecho de llegar a la casa de Nico Jarry, miembro una familia que comparte los mismos valores que posee la mía lo hizo muy fácil de verdad. Tener la oportunidad de entrenar con él, que viene jugando un tenis con gran confianza y dentro de los mejores del mundo, me sirvió muchísimo. Se aprende bastante al escucharlo y también mientras uno lo ve entrenar. Traté de absorber lo que viene imponiendo y plasmando en una cancha de tenis.

Tener a un equipo con Martín Rodríguez y Paulo Santos hace que la pretemporada sea mucho más beneficiosa. Ambos en sus áreas tienen bastantes conocimientos. Martín en el tenis y Paulo en el área física, me ayudaron bastante de cara a la competencia.

El hecho de salir de Santiago e irnos a Santo Domingo, a nivel del mar, hizo que estuviésemos más aislados. Eso ayuda a la concentración de cada entrenamiento. Realmente se vivía tenis, desde que me levanté hasta que me dormí. Allí alcanzamos el punto máximo de nuestros rendimientos y de enfoque.

La última semana se nos unió Javier Frana e Iván Tcherkaski. A mí me sirvió muchísimo Javier porque es zurdo, entonces de él aproveché la parte tenística. Con Iván trabajamos muy bien en la psicológica.

Estoy con una pequeña lesión en el tobillo, motivo por el cual no creo que viaje a Australia. Arrancaré en la gira de Estados Unidos en Newport Beach, jugando la mayor cantidad de Challengers y ATP posibles, para así tratar de que se pueda dar el salto largo. Sigo buscando mi primer Challenger, he estado muy cerca. El plan es tratar de jugar mi primera parte del año en cemento, porque es donde hemos trabajado en la pretemporada.

Una temporada donde pude respirar y vivir el tenis al máximo.