Copa Davis 2019 en 360° y desde la Caja Mágica
04/12/2019
ATP de Santiago planea darle wild card a Barrios; Tabilo tendrá que esperar
06/12/2019

¿Y si sigo jugando? – Cómo Andy Murray se arrepintió de su retiro del tenis

  • Por Ariel Román E. (@arielago)

Corría julio de 2017. Andy Murray era el número uno del mundo reinante, pero caía ante Sam Querrey en cuartos de final de Wimbledon en cinco sets, dejando una triste imagen. De estar dos sets a uno arriba, el escocés cayó por 6-1 y 6-1 en el cuarto y quinto parcial. Las molestias en su cadera eran evidentes, y no volvió a jugar más en aquella temporada. Así comienza “Resurfacing”, el documental que sigue al nacido en Dunblane durante su increíble recuperación de una lesión que lo llevaba directamente al retiro de la actividad.

Todo iba viento en popa. Ganó la Copa Davis en 2015, campeón en Wimbledon 2016, medalla de Oro en Río, número uno del mundo y campeón del ATP Finals, además de ser condecorado como Caballero del Imperio Británico (pese a haberse mostrado a favor de la independencia de Escocia en 2014). En su mejor momento, la cadera le falló a Sir Andy. Luego de la semifinal de Roland Garros frente a Stan Wawrinka, el entonces líder de la clasificación mundial confesó que no podía caminar sin dolor.

En enero del año pasado, Murray se sometió a su primera operación de cadera, al verse incapaz de competir en Brisbane. La primera parte del documental se enfoca en el proceso de rehabilitación para poder competir en Wimbledon 2018. Tuvo que infiltrarse en varias ocasiones, y regresó para el ATP 500 de Queen’s Club con derrota en la primera ronda ante Nick Kyrgios. Sin embargo, a la semana siguiente en Eastbourne la cadera nuevamente no aguantó el rigor y optó por no jugar en la Catedral del Tenis.

El momento más emotivo tuvo lugar un mes después en Washington. Luego de tres extenuantes victorias en tres sets, la última un thriller de más de 3 horas y que acabó a las 3 de la madrugada. Luego de salir victorioso en un tiebreak en el tercer parcial frente a Marius Copil, el británico rompió en llanto incontrolable e incluso en su regreso al hotel no podía contener las lágrimas. Ese partido fue clave para decir las cuatro palabras que definen la carrera de un tenista: “ya no puedo más”.

View this post on Instagram

Celebrating the end of 2018. What a shit year that was!

A post shared by Andy Murray (@andymurray) on

Probó de todo para volver, pero el dolor era insoportable. Luego de jugar en Brisbane, Andy Murray viajó a Melbourne con la decisión absolutamente tomada. El 10 de enero lo hizo oficial. En la conferencia de prensa, la primera pregunta fue acerca de cómo estaba su lesión. “No está bien”, fue su respuesta y abandonó la sala de prensa. Visiblemente quebrado, regresó para anunciar su retiro. Dejó en claro que Wimbledon sería su último torneo, si aguantaba el dolor. Existía la alta posibilidad de que su partido de primera ronda frente a Roberto Bautista Agut podría ser la última vez que el ex número uno del mundo entraba a una cancha de tenis como profesional.

“Haré todo lo posible para regresar”

Algo mágico sucedió en el Melbourne Arena durante el encuentro frente al español. Murray lo dio todo para batallar desde dos sets abajo, ganando dos electrizantes tiebreaks para igualar el partido, para finalmente caer en cinco parciales. El público, volcado hacia el cinco veces finalista, lo apoyó incondicionalmente hasta el final. Ese partido encendió una llama en el escocés, ya que recapacitó en su intención de retirarse. “Si fue mi último partido, fue una tremenda manera de terminar (…) tal vez los vea nuevamente. Haré todo lo posible para regresar”.

Días después, Andy se sometió a una artroplastia parcial de cadera, cirugía similar a la que tuvo el legendario doblista Bob Bryan seis meses antes. El norteamericano fue quien sugirió la operación, la que era la última chance para el británico para mantener con vida su carrera como tenista. Bryan comentó que “me encantaría que Andy tuviera esta operación sólo para una mejor calidad de vida“.

En tiempo récord Murray estaba de vuelta en una cancha. Junto a Feliciano López derrotó a la mejor dupla del mundo, los colombianos Cabal y Farah en Queen’s Club, torneo en el que tuvo un regreso soñado ganando el campeonato londinense con el zurdo, también vencedor en singles. El amor por el tenis había regresado tras la cirugía… y estaba listo para volver a darlo todo en una cancha de singles, seis meses después de anunciar su retiro.

View this post on Instagram

Dreams Do Come True 🤩😍 #QueensTennis #FeverTreeChampionships

A post shared by Fever-Tree Championships (@fevertreechampionships) on

En Octubre ganó el ATP 250 de Amberes, pero un descanso al haber nacido su tercer hijo sólo días después y un desgarro lo vio lejos de su mejor forma en Copa Davis. Sin lugar a dudas que su regreso a Melbourne en enero próximo para disputar su primer Grand Slam en singles tras la operación que salvó su carrera será uno de los puntos más altos en el Happy Slam.

Andy Murray: Resurfacing está disponible en streaming en la plataforma Amazon Prime Video. Ve el trailer en este link.