Mansour Bahrami, el inagotable showman del tenis
15/04/2020
El Big 3 crea un fondo de apoyo para los tenistas con menor ránking
18/04/2020

“Zverev no lograba hacer un entrenamiento de calidad por una hora y media”

  • Por Ariel Román E. (@arielago)

Conocido es el quiebre entre Juan Carlos Ferrero Alexander Zverev. El ex número uno del mundo dirigió al germano por ocho meses entre 2017 y 2018, donde la relación entre ambos terminó muy dañada. Han caído dardos desde ambos lados, pero fue el español quien analizó su ciclo con el hoy siete del mundo en una conversación con el podcast argentino Tres Iguales.

“Entrené por unos ocho meses a Zverev y noté eso. Él se iba y venía muchas veces en un mismo partido y es por eso que creo que aún no puede ganar un Grand Slam. Son faltas de intensidad, de concentración, que no está acostumbrado a estar tres horas y rendir al mismo nivel. Es un jugador que se cansa muy rápido, porque no trabaja del todo bien. No juega tres horas de calidad en un partido a cinco sets, juega bien el primero, pierde el segundo por un bajón mental, gana el tercero fácil, pierde el cuarto, y el quinto set es un poco a cara o cruz”, explicó el valenciano sobre la falta de regularidad del alemán en los torneos grandes.

“Para destronar a Federer, Nadal o Djokovic, Zverev y el resto de los chicos que vienen detrás de ellos deben mejorar fuera de la pista. Desde la alimentación hasta el físico.”, agrega.

Respecto al quiebre de su relación con Sascha, el “Mosquito” explica que hay una diferencia entre los jugadores jóvenes de su generación con los actuales: “Cuando ganan mucho dinero de joven te llega a influir. Es clave en ese momento el entorno del jugador y el rol de ellos. Tienen muchísimas distracciones fuera de la pista. Telefono, redes sociales, tienen amigos por todas partes. Yo hasta los 20 años no tenía ninguna distracción. Entrenaba y estaba pensando en tenis hasta el día siguiente. Yo veo que los jóvenes piensan en mil cosas y no en el entrenamiento del día siguiente. Están con las tonterías de las redes sociales, Instagram u otras. Se puede tontear, pero también tienes que pensar en el entreno y dar el 100%. Si buscas ser el mejor del mundo hay que estar ahí al 100%”.

“A Zverev le faltaba un poco de orden fuera de la pista. Estaba, por ejemplo, tres horas dentro de la cancha, pero no lograba hacer un entrenamiento de calidad por una hora y media. Luego eran protestas, parates, enojos. Distracciones. En su momento chocamos por su falta de puntualidad y la falta de respeto a los demás, el apreciar que están trabajando contigo y no son un trozo de carne que está ahí. El jugador está claro que es el más importante, pero hay que ser una persona. Tienes que intentar tratar a todo el mundo por igual”, finaliza.